Despido Condicional de sus Cargos No le Limpia su Historial Criminal en Nuevo México

En el caso de cargos criminales en Nuevo México, un despido condicional de sus cargos es muchas veces un resultado positivo. Un despido condicional de sus cargos eventualmente resulta en que los cargos criminales son despedidos.

Un despido condicional de sus cargos le da la oportunidad de concluir su caso de cargos criminales sin tener que hacer una adjudicación de culpable de los cargos. Esto quiere decir que el acusado nunca es adjudicado culpable de ningún crimen, mientras que cumpla con todas las condiciones impuestas por la corte para la libertad condicional.

Sin embargo, para obtener un despido condicional, el acusado tiene que condicionalmente declararse culpable o declarar que no disputara los cargos y entra en el periodo de libertad condicional. En el evento que viole las condiciones o términos del despido condicional, la declaración de culpable automáticamente se convierte en una convicción sin tener que ir a juicio.

Un despido condicional no le limpia su historial criminal. Aunque no haya una convicción al término del periodo de libertad condicional, siempre quedara el historial criminal de los cargos y procedimientos criminales. Así, cualquier persona que haga un chequeo de antecedentes criminales de esa persona hallara que la persona fue arrestada, y los cargos fueron impuestos y que los cargos fueron despedidos al cumplir el periodo de libertad condicional.

Pero como no hay una convicción, muchas personas así acusadas piensan que el historial criminal debería ser expurgada o eliminada (expunged). El solo hecho de tener cargos criminales en su historial criminal tiene muy serias consecuencias en su futuro. Desafortunadamente, aunque los cargos hayan sido despedidos después de cumplir el periodo de libertad condicional, las cortes de Nuevo México han consistentemente declarado que el derecho de expurgar o eliminar los cargos de su historial criminal es muy limitado.

La cuestión fue disputada recientemente en el caso de State v. C.L., donde la corte analizo a fondo el derecho de obtener un expurgue (expungement) de los cargos. En el caso de State v. C.L., la corte declaro que el simple hecho de que el acusado tuvo consecuencias adversas de empleo es insuficiente para eliminar o expurgar el historial criminal del acusado. Cuando el caso fue revisado por la Corte de Apelaciones de Nuevo México, la corte declaro que un expurgue o eliminación de cargos del historial criminal del acusado nomas puede ser posible cuando fue un arresto ilegal o una convicción ilegal.

Desafortunadamente, un despido condicional no alberga el criterio decreto por la Corte de Apelaciones en el caso de State v. C.L.

Aunque un despido condicional es un intento de darle una segunda oportunidad para que su caso fue despedido. Sin embargo, aunque fue despedido el cargo, un despido condicional no le limpia completamente su historial criminal. Esto sería posible solo con un expurgue de su historial criminal, que sabemos que es muy difícil y ocurre solo raramente, para ponerlo levemente.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!