×

Los Dueños de Casa, Vacaciones y Perros

Esta temporada de vacaciones provee amplia oportunidad para reuniones sociales que frecuentemente incluyen animales domesticados entre visitantes, comida y celebración. Un perro podría encontrar maltrato o aun tropiezo durante las festividades decembrinas. Lamentablemente, un perro puede morder en reacción a situaciones que crean estrés, tal como sobre emocionarse o daño.

Según los Centros de Control de Enfermedades y Prevención, aproximadamente 2% de los Habitantes de los E.E.U.U. o mas de un 4.7 millón de individuos sufren de una mordida de perro cada ano. Una gran mayoría de las victimas son niños mordidos por el dueño de la propiedad del perro. El Instituto de Informe de Seguro estima que las mordidas de perros llegan a tan solo un tercio de todo reclamo de seguro tras pólizas de los propietarios.

Una póliza de propietario típicamente incluye cobertura de responsabilidad que provea algo de protección contra lesiones a otros causados por animales domesticados. Además, una póliza de propietario pueda proveer cobertura medica para huéspedes que pagaría debido a las mordidas de perros sin determinar responsabilidad primero. Sin embargo, la responsabilidad y cobertura para huéspedes podría quedar corta si el daño es grave. Como medida extra de protección se puede comprar para los que tengan bienes significativos para proteger contra juicios que pertenecen a daños de mordidas de perros.

Sin embargo, el pago de los gastos médicos no puede poner fin a las consecuencias de ser dueño de un perro que muerde. Una vez conocida la tendencia de morder, el asegurador de la casa puede ver al perro como un mayor riesgo. Esto podría dar lugar a primas más altas o una exclusión de la cobertura por daños o lesiones causadas por mascotas. Las leyes estatales también pueden requerir el animal se destruya con humanidad.

Prevención de mordeduras de perro es en última instancia, la mejor protección para los propietarios y sus invitados. La capacitación adecuada y la socialización de antemano puede ayudar a un perro mejor anticipar el comportamiento de los demás. Por supuesto, la esterilización o castración también se ha demostrado para reducir la agresión. Pero incluso estas medidas pueden no ser suficientes.

Una vez que el partido ha comenzado, supervisión adecuada del perro sería mejor pero puede que no sea posible; en consecuencia, mantener el animal separado en otro cuarto o fuera de la casa pueda ser la única opción.

Sabiendo como responde un perro a estimulación diferente también puede ser la clave para anticipar problemas. Si el juego brusco trae agresión, se puede advertir a los huéspedes a evadir esta clase de interacción. Si están presentes niños, no puede ser realísticamente esperado que no jueguen con el perro. Niños chiquitos que frecuentemente juegan lo más brusco son los que están mas en riesgo. Si el perro tiene una historia predispuesta a agresión en situaciones estresantes entonces el perro debe ser alejado de los huéspedes.

Las festividades frecuentemente juntan a muchas personalidades. Los animales domesticados no son una excepción. Un poco de planeación y conciencia ayudara a asegurar que todos pasen bien su tiempo juntos.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!