En la mayoría de los asuntos de lesiones personales, generalmente es sabio realizar la mayor cantidad de descubrimientos informales posibles antes de presentar una demanda. El descubrimiento informal incluye la recopilación de cosas como informes policiales, declaraciones de testigos, fotos de la escena, etc. El descubrimiento formal es lo que ocurre una vez que se inicia el litigio (es decir, se presenta una demanda). En casos de accidentes de camiones, el descubrimiento informal tendrá límites significativos ya que la información necesaria, fuera del ya mencionado descubrimiento informal, estará completamente bajo la posesión y el control de la compañía de transporte del acusado. Las compañías de camiones se comportan de manera muy diferente al típico acusado de accidente automovilístico. Esencialmente no proporcionan evidencia sin acción judicial.

Presente una Demanda y Haga Preguntas Después

El consejo de que una víctima de un accidente de camión debe presentar una demanda y hacer preguntas más tarde va en contra de la práctica típica en Collins & Collins, P.C. que consiste en reunir tanta evidencia como sea posible para evaluar un caso y asegurarse de que esté justificado antes de presentar una demanda. La desviación de esta práctica en el caso de accidentes de camiones es necesaria y apropiada por un par de razones. Primero, la víctima en un accidente de camión no tendrá acceso a evidencia crítica. Segundo, Nuevo México es un estado de negligencia comparativa. Esto significa que la compañía de camiones puede ser demandada incluso si el conductor y la compañía fueron parcialmente culpables. En los casos de camiones, las lesiones si la víctima sobrevive, generalmente son catastróficas y permanentes. En consecuencia, incluso después de distribuir la falla entre la compañía de camiones/conductor y la víctima, la indemnización por lesiones o muerte probablemente justifique los límites de la póliza en cualquier póliza de seguro llevada por la compañía de camiones.

Carta de Preservación y Aviso de Despojo

Al tratar con las compañías de camiones, es seguro, si no crítico, asumir que ocultarán, destruirán o “perderán” evidencia. Para proteger a la víctima, se debe enviar una carta exigiendo la preservación de la evidencia bajo pena de despojo inmediatamente después del accidente. Inmediatamente significa inmediatamente, no semanas después. Esta carta notificará a la compañía de camiones que deben preservar (guardar, almacenar, proteger …) todas las pruebas y documentos relacionados con el accidente. De lo contrario, el tribunal sancionará con despojo. Las sanciones por despojo son muy poderosas en casos como este. En Nuevo México, donde la evidencia se pierde o se destruye, todos los asuntos probatorios relacionados con esa evidencia se encontrarán a favor de la víctima. En otras palabras, si la compañía de camiones pierde un documento como datos de diagnóstico del motor, se presumirá que el documento perdido fue muy malo para la compañía de camiones. Al jurado se le informará esto en el juicio.

Busque Orientación Legal

Hay algunos casos en los que es posible representarse efectivamente a uno mismo en un caso. Por lo general, se limitan a accidentes muy simples, claros y pequeños, como accidentes automovilísticos y accidentes por tropiezos y caídas. Los accidentes de camiones no son el tipo de caso que incluso la gente más hábil, inteligente y estudiosa querría asumir por sí misma.

Las compañías de camiones no lo tratarán de manera justa con o sin un abogado. Este es el caso incluso cuando el conductor lo haría si pudiera. La diferencia es que un abogado experimentado puede obligarlos a comportarse y obligarlos a tratar a la víctima o los seres queridos sobrevivientes de manera justa.

Collins y Collins, P.C. pueden ser contactados en línea o al 505.242.5958.

Normas, Políticas y Procedimientos para la Prevención del Suicidio en Prisión

Las políticas del Departamento de Correcciones de Nuevo México (NMCD) para la prevención del suicidio presumiblemente siguen las políticas y normas estandarizadas establecidas por la Asociación Americana de Correcciones (ACA) y la Comisión Nacional de Atención de Salud Correccional (NCCHC). De una revisión de NMCD ACA y acreditación de la NCCHC no está claro en absoluto que este sea el caso.

Acreditación de la ACA y NCCHC Muy importante hasta junio de 2016

Un paseo casual a través de las políticas de salud de los reclusos de NMCD muestra innumerables referencias a la ACA y a la NCCHC (las referencias de la NCCHC han sido eliminadas o están en proceso de eliminación, lo cual se discutirá a continuación). Sin embargo, el Contrato de Servicios Generales (el Contrato) celebrado en junio del 2016 entre NMCD y su actual proveedor de atención médica, la importancia de la ACA y la NCCHC se enfatizó repetidamente. Eso no ha cambiado.

De hecho, el cumplimiento con la ACA y la NCCHC se establece en los párrafos iniciales como parte de los “objetivos y requisitos” del contrato:

“El objetivo y el requisito de este Acuerdo es proporcionar servicios integrales de atención médica, dentro de un entorno seguro, dentro de los fondos disponibles, y de acuerdo con los estándares de la Comisión Nacional de Atención Correccional de Salud (NCCHC), la Asociación Correccional Americana (ACA) , los estándares actuales de atención comunitaria y los procedimientos de NMCD contenidos en este documento “.

Falta de Acreditación de la ACA y de la NCCHC Estrechamente Relacionada con Negligencia Médica y de Salud Mental

Como señalamos en un artículo anterior, al menos una prisión, el Centro Correccional de Nuevo México Central (CNMCF) no fue acreditado por la ACA a partir de 2015 y no obtuvo la acreditación hasta principios de 2019. Por lo tanto, durante casi cuatro años, este centro careció de acreditación de la ACA. No es una coincidencia que esta sea la misma instalación en la que ocurrieron dos suicidios recientes el mismo día con pocas horas de diferencia.

En cuanto a la acreditación de la NCCHC, Collins & Collins, P.C. ha presentado docenas de solicitudes de registros en virtud del Acta de Inspección de Registros Públicos de Nuevo México (IPRA) y, a partir del 1° de marzo de 2019, ni una sola institución correccional de NMCD ha sido acreditada por la Comisión Nacional de Atención de Salud Correccional (NCCHC) desde la fecha del nuevo contrato en junio de 2016.

De hecho, a través de las solicitudes de IPRA, se determinó que NMCD decidió en algún punto después de junio de 2016 dejar de buscar la acreditación de la NCCHC. Esto es notable en muchos aspectos, entre los cuales se encuentran las disposiciones reiteradas del Contrato que exigen la acreditación de la NCCHC.

La falta de respeto o preocupación por los estándares relativamente moderados de atención médica y de salud mental para los reclusos establecidos por la ACA y la NCCHC está ciertamente relacionada con la negligencia médica generalizada y el descuido de la atención de la salud mental en las instalaciones de NMCD.

Suicidios Recientes en las Instalaciones de NMCD

El 2 de diciembre del 2018, dos reclusos se suicidaron en la misma instalación correccional— el mismo día. En un artículo anterior, comenzamos a ver lo que sucedió en esos dos casos. Collins y Collins, P.C. representa a las familias en ambos casos y durante las etapas iniciales de nuestra investigación y representación ha habido múltiples señales de alerta. El primer tema de preocupación fue la notificación de los puntos de contacto designados en ambas muertes. En segundo lugar, el hecho de que la Instalación Correccional del Centro de Nuevo México careciera de acreditación tanto de la Asociación Correccional Americana (ACA) como de la Comisión Nacional de Atención Sanitaria Correccional (NCCHC) planteó preocupaciones adicionales. Una tercera área que causó alarma giró en torno al tema de la provisión de personal o, más bien, la falta de personal.

Profunda Escasez de Personal de la Salud Mental en Prisiones de Nuevo México

Según un informe del Comité Legislativo de Finanzas de Nuevo México publicado el 23 de octubre del 2018 y titulado “Evaluación de programas: Departamento de correcciones – Estado de los Programas para Reducir la Reincidencia y la Supervisión de los Servicios Médicos“, la tasa de vacantes para los proveedores de Salud Conductual en el CNMCF fue 50%.

El Centro Correccional Central de Nuevo México (CNMCF), donde ocurrieron los dos suicidios, proporciona, o se supone que proporciona, niveles elevados de atención médica a los reclusos con graves necesidades médicas y de salud mental. Aquí surgen dos problemas evidentes. CNMCF no estuvo acreditado por la ACA desde junio de 2016 hasta enero del 2019. El CNMCF, junto con todas las demás instalaciones de NMCD, decidió no buscar la acreditación de la NCCHC desde junio del 2016.

No es coincidencia que el informe de finanzas legislativas mencionado previamente indique una tasa de vacantes del 100% para los proveedores de salud mental y conductual en el CNMCF a la fecha del informe. El problema de la escasez de personal va al corazón de la indiferencia de NMCD a las necesidades de salud mental de los reclusos del estado. Esto se refleja en la escasez de personal en todo el sistema de NMCD como se indica en el Informe Legislativo:

“La Oficina del Director Médico del Departamento de Correccionales, empleados estatales que son responsables de supervisar la atención, las oportunidades y la educación necesarias para que los pacientes mejoren su salud … tenían una tasa de vacantes del 25% a partir de octubre del 2018. Dos vacantes eran para auditores de enfermería que supervisaran la prestación de servicios médicos. La Oficina de Salud Mental, responsable de proporcionar servicios a los reclusos en las cárceles estatales, tenía una tasa de vacantes total del 40%, de los cuales la mayoría eran terapeutas de salud mental y conductual “.

Los Costos de la Negligencia de la Salud Mental de los Reclusos

Los costos de descuidar la salud mental de los reclusos de Nuevo México son muchos. En primer lugar, es inhumano y primitivo encerrar a las personas con enfermedades mentales sin tener en cuenta

sus enfermedades o su tratamiento. Además de la inhumanidad, la profunda escasez de personal médico generalizado es casi por definición negligencia médica. Esto es quizás más pronunciado en el caso de confinamiento solitario (o segregación, como suelen llamarle aquellas personas que trivializan la inhumanidad de esta práctica). Afortunadamente, este problema ha sido abordado en parte por la reciente legislación firmada por el gobernador Lujan Grisham.

En segundo lugar, y relacionado con el primero, se supone que el propósito del castigo penal en Nuevo México es la rehabilitación. En Nuevo México, el encarcelamiento es cualquier cosa menos rehabilitador. El problema es particularmente pronunciado entre los internos con enfermedades mentales. Muchos reclusos están en prisión principalmente debido a sus enfermedades mentales. En lugar de abordar esta realidad, las cárceles de Nuevo México amplifican la enfermedad mental a través del descuido médico grave de los reclusos con enfermedades mentales.

Digamos finalmente, pero hay muchos otros costos que requerirían un tratado para poder abordar, hay costos para los contribuyentes. ¿Cuál es el costo de llevar a una persona con enfermedad mental y empeorar la enfermedad de manera exponencial? ¿Cuál es el costo para el recluso? ¿Cuál es el costo para las familias? ¿Cuál es el costo para las comunidades a las que los reclusos regresan casi invariablemente? ¿Cuáles son los costos para los contribuyentes de Nuevo México para dirigirse a estas personas en salas de emergencia, arrestos, encarcelamientos y tratamientos futuros para reparar el daño que se les hizo mientras estaban en prisión?

Las respuestas a estas preguntas son bastante aparentes y si no se reforman las prisiones, existe el costo de las demandas judiciales, los pagos de cualquiera de los cuales podrían cubrir completamente los costos de la falta de personal. Sin embargo, el ciclo aún continúa.

Original English Version:

El derecho a estar libre de la negación inhumana de atención médica, así como la provisión de atención médica de manera cruel e inhumana, se abordan en numerosos tratados internacionales de derechos humanos.

“Artículo 25 (1) de la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH); artículo 12 del  Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC); artículo 24 de la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN); Artículo 12 de la Convención sobre    la Eliminación de Todo Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales y sus protocolos. El derecho a la salud también está consagrado en más de 110 constituciones nacionales “.

CENTER FOR HUMAN RIGHTS & HUMANITARIAN LAW, A n t i – To r t u re I n i t i a t i v e

Torture in Healthcare Settings: Reflections on the Special Rapporteur on Torture’s 2013 Thematic Report

Según el informe anterior, las Naciones Unidas adoptaron hace mucho tiempo principios que prohíben los “castigos crueles, inhumanos y degradantes” de los presos. Al hacerlo, la Asamblea General de las Naciones Unidas de 1982 declaró acertadamente que la negativa a proporcionar la atención médica necesaria y/o la prestación de servicios médicos crueles, inhumanos y degradantes a los presos constituye no solo una violación grave de la ética médica, sino una violación del derecho internacional. En resumen, la provisión de atención médica de esta manera, se considera tortura según los estándares internacionales.

Del mismo modo, la Suprema Corte de los Estados Unidos prohibió la atención médica cruel e inhumana o la falta de esta en el caso de 1976 de Estelle v. Gamble. La Corte Suprema de los EE.UU. no utiliza el término tortura, pero el comportamiento descrito y prohibido muy probablemente estaría dentro de las definiciones establecidas en el derecho internacional.

Ejemplos de Atención Médica Cruel e Inhumana en las Naciones Unidas

El informe proporciona ejemplos de comportamiento que encajarían en la definición internacional de tortura, incluyendo “detención preventiva e instalaciones penitenciarias no sanitarias, falta de atención médica y muerte de prisioneros y detenidos como resultado de asistencia médica defectuosa”.

Estos ejemplos describen claramente las cárceles de Nuevo México bajo el Departamento de Correcciones de Nuevo México (NMCD) y los contratistas que contratan para brindar atención médica. Lamentablemente, nuestra firma sola Collins & Collins, P.C. puede proporcionar ejemplos horribles de cada uno en NMCD con solo los casos en los que hemos presentado demandas. Las matemáticas básicas le dirán que si nuestra pequeña empresa ha encontrado numerosas situaciones que involucran muertes y lesiones físicas graves permanentes como resultado de la negación intencional, deliberadamente cruel e inhumana de lo que debería ser atención médica básica de rutina, entonces hay muchos más casos de de lo cual no estamos al tanto.

Ejemplos de Prisiones de Nuevo México

La atención médica o, más acertadamente, la falta de atención médica en las instalaciones de NMCD, definitivamente encaja dentro de los parámetros de definición internacional de tortura.

Para ilustrar esto, el mejor lugar para empezar aquí es con los casos de nuestra firma de osteomielitis espinal en prisión. La osteomielitis es una infección en los huesos. La osteomielitis espinal es una infección de la columna vertebral. La osteomielitis es una infección de progresión bastante lenta. En otras palabras, toma tiempo para la infección de extenderse e invadir los huesos, incluyendo la columna vertebral. Una vez que llega a los huesos, todavía se trata con mucha facilidad, incluso con una atención médica mínimamente competente. Como cualquier infección, puede tratarse de manera muy fácil y efectiva con antibióticos.

Sin embargo, en las instalaciones de NMCD, en muchos casos no se trata en absoluto. No se trata de un simple error médico o de supervisión. La negativa a tratar lo que comienza como infecciones muy triviales hasta el momento en que son potencialmente mortales es una elección deliberada hecha por NMCD y su contratista médico. La negativa a tratar la osteomielitis es cruel e inhumana hasta el enésimo grado en el caso de NMCD.

Patrón de Hechos de Infecciones Espinales en instalaciones de NMCD

Collins y Collins, P.C. ha visto el mismo patrón de hechos en múltiples casos que la empresa ha presentado. Estos son los hechos que muestran negligencia médica extrema que recurre repetidamente:

Un recluso presentará una infección menor, podría ser un rasguño, un grano, un corte o alguna infección interna. La infección comenzará a crecer, causando, como suelen hacer las infecciones, aumento en los niveles de dolor. El recluso pedirá que se revise la infección y que reciba tratamiento. Al recluso se le dice que nada está mal y se le administra ibuprofeno. No se realizan pruebas de laboratorio para determinar si hay una infección a pesar de la tasa desenfrenada de infecciones que prevalece en los entornos penitenciarios.

La infección continúa creciendo durante semanas y meses con repetidas solicitudes de atención médica y negaciones repetidas. Durante este tiempo, el recluso reporta dolor cada vez más severo. Debido al fracaso total de los proveedores de atención médica para proporcionar atención básica, el recluso presentará quejas médicas. Nada ocurre, todavía no hay atención médica y las quejas son ignoradas por completo o negadas sumariamente por personal no médico de NMCD.

La infección espinal continúa creciendo. Las condiciones del recluso continúan empeorando a medida que la infección llega a los huesos. Aún así, no hay pruebas de laboratorio realizadas. Aún no hay antibióticos. Aún así, al recluso se le da ibuprofeno y le dicen que nada está mal. Todavía no se deriva a un departamento local de emergencias para detener la creciente y ahora emergente infección espinal.

La infección continúa creciendo debido a la falta de tratamiento antibiótico básico. No se realizan pruebas de laboratorio, no se prescriben antibióticos, el ibuprofeno es la panacea para la infección emergente y el dolor paralizante que produce.

Este ejercicio continúa una y otra vez hasta que el recluso ya no puede caminar, cuidarse a sí mismo, usar el baño, ducharse, vestirse o ir al comedor sin la ayuda de otros reclusos. En un caso trágico, el recluso entró en coma antes de ser transferido finalmente para recibir tratamiento. Ultimadamente, el resultado en este caso fue la muerte dado que la osteomielitis y la sepsis habían destruido su columna vertebral y esto había resultadeo en falla orgánica múltiple debido a la sepsis.

Y esto es lo que se requiere para obtener atención médica para las infecciones espinales que se pueden prevenir fácilmente. Literalmente, tomó un coma para obtener atención médica. En otros casos, se acerca con una falla orgánica múltiple inminente antes de que el recluso sea transferido para recibir tratamiento.

¿Es eso una Tortura Médica?

A riesgo de afirmar lo que es obvio, por supuesto que lo es, al menos según los estándares internacionales. Por supuesto, tan triste como lo es, Nuevo México a través de NMCD y los otros poderes existentes, no lo ven como tal.

Hagamos un pequeño experimento mental. Piense en un momento en que tuvo un corte que comenzó a infectarse. Piense en cómo ese corte comienza a punzar y arder. La mayoría estaría de acuerdo con que es doloroso. Ahora imagine que la infección continúa creciendo y creciendo. La infección ahora llega a los huesos, digamos un dedo. Ahora tienes infección ósea. Si nunca ha tenido una infección ósea, que pocas personas han tenido, ahora tendrá que imaginar cómo se sentiría esa infección ósea. Ahora imaginemos que se permite que la infección ósea continúe creciendo y con ella el dolor empeora cada vez más. Se le permite a la infección seguir creciendo ahora haciendo daño al hueso. La infección crea bolsas de pus en el hueso creando un dolor intenso. Considere ahora que acude a una atención de urgencia o a la sala de emergencias y el médico le dice que no tiene dolor, que está fingiendo y lo envía a casa con ibuprofeno. Ahora considere que esto ocurre una y otra vez hasta que finalmente lo trasladen en ambulancia al hospital porque ya no puede conducir usted mismo. Considere que ahora está en el hospital durante semanas o meses con múltiples cirugías y tratamiento antibiótico invasivo doloroso.

Finalmente, considere que todo esto podría haberse evitado fácilmente si el médico se hubiera comportado de manera humana y profesional.

¿Es esto tortura? Dado que esto se hace deliberada y repetidamente a los reclusos, sería difícil argumentar que no es así, al menos, nuevamente, bajo las normas internacionales. Las normas NMCD solo podrían llamarlo típico.

¿Por qué debería importarle a usted (el contribuyente)?

Las matemáticas no son difíciles aquí. La atención médica básica podría prevenir la infección de la columna a un costo nominal para el contratista médico de la prisión. Estos costos ya han sido pagados al contratista médico por los términos del contrato con NMCD. El contrato en sí supera los $40 millones solo en el primer año. El contrato aumenta en millones cada año sucesivo. Los contribuyentes ya han pagado por la atención médica básica de los reclusos. El contratista médico por cualquier número de razones, sobre las cuales le permitiré especular, decide no proporcionar esta atención médica. El contratista médico hace esto sabiendo que si la infección no se trata, el recluso probablemente necesitará semanas o meses de hospitalización, en el mejor de los casos, para curar la infección no tratada. Algunos, como con nuestro cliente mencionado anteriormente, morirán, en ese caso después de meses de hospitalización. ¿Quién paga las hospitalizaciones prolongadas? Se justificaría adivinar que el contratista médico pagaría por su negligencia médica gravemente imprudente y deliberadamente inhumana de la que él solo es responsable. Se equivocaría si supusiera que este es el caso. De hecho, es usted el contribuyente que paga. Una vez que el recluso está en el hospital durante 24 horas, Medicaid de Nuevo México cobra la cuenta. Y Medicaid de Nuevo México son los contribuyentes de Nuevo México.

Elementos de Acción

Si usted es un contribuyente preocupado, comuníquese con su legislador para decirle que detenga la tortura médica en las cárceles de Nuevo México.

Si usted o un ser querido ha visto este mismo patrón de hechos en su propia atención médica mientras estaba bajo la custodia de NMCD, comuníquese con Collins & Collins, P.C.

Original English Version:

Muchas personas ven un tema como la atención médica de los reclusos con indiferencia o desdén absoluto. El subtexto subyacente dice: “se merecen lo que tienen”. Esta amplia indiferencia social hacia la salud de los reclusos ofrece una mala guía para la política con graves repercusiones en un contexto social más amplio.

Un artículo de “Oxford University Press” sobre enfermedades clínicas infecciosas, publicado en 2007, señaló que uno de cada treinta y tres adultos en los Estados Unidos estaba en prisión, en la cárcel, o en libertad condicional— un total de 7 millones de personas. Con respecto a las infecciones en las cárceles, el artículo establece:

“En comparación con el público en general, los reclusos recién encarcelados tienen una mayor prevalencia de infección por el virus de la inmunodeficiencia humana, infección por el virus de la hepatitis B, infección por el virus de la hepatitis C, sífilis, gonorrea, clamidia e infección por Mycobacterium tuberculosis. Mientras están encarcelados, los reclusos tienen un mayor riesgo de adquirir patógenos transmitidos vía hematógena, enfermedades de transmisión sexual, infección por Staphylococcus aureus resistente a la meticilina e infección por organismos transmitidos vía aérea, como M. tuberculosis, virus de la influenza y virus de la varicela-zoster. “

Los reclusos no solo están expuestos entre sí, también están expuestos al personal y los guardias de la prisión y, al salir de los entornos correccionales en los que trabajan, regresan cada día a sus comunidades y familias y, si no se atienden sus condiciones médicas, van para propagarlos en la población general. Por lo tanto, el reconocimiento y el tratamiento de las enfermedades infecciosas entre los presos es algo que debería preocuparnos a todos. En 2010, un artículo en “The Atlantic” señala que “de más de 10 millones de personas encarceladas solo en los Estados Unidos, el 4 por ciento tiene VIH, el 15 por ciento tiene hepatitis C y el 3 por ciento tiene tuberculosis activa”.

Enfermedades Infecciosas en las Cárceles y Prisiones de Nuevo México

Por malas que sean las estadísticas anteriores, el panorama en el Estado de Nuevo México es mucho peor. Según un artículo publicado en el “Albuquerque Journal” en Diciembre del 2015, aproximadamente la mitad de los reclusos en el sistema penitenciario del estado tienen Hepatitis C. De manera similar, las altas tasas de Hepatitis B también han persistido entre los reclusos de cárceles y prisiones de Nuevo México. “Nuevo México in Depth” publicó un artículo titulado “Una Epidemia Ignorada en las Prisiones de Nuevo México” que resaltó aún más el problema y la indiferencia:

“… aunque los reclusos del estado tienen la prevalencia más alta de Hepatitis C de cualquier grupo en Nuevo México -más de cuatro de cada 10 están infectados -las prisiones no están tratando a ninguno de ellos: de unos 3,000 prisioneros diagnosticados con la enfermedad, solo 46 recibieron tratamiento para la hepatitis C durante el año fiscal del 2018. Están encerrados por sus crímenes, pero los medicamentos que requieren y que les salvan la vida han sido bloqueados en gran medida”.

El artículo continúa señalando: “Ya sea que las prisiones estén o no preparadas para el cambio, se les puede imponer” en referencia a las crecientes demandas presentadas contra el Departamento de Correcciones de Nuevo México y sus contratistas médicos privados a cargo de la atención médica de las personas en el sistema penal de Nuevo México y, por extensión, el Estado de Nuevo México.

Otros tipos de enfermedades infecciosas también tienden a tener una incidencia mucho mayor en las prisiones y cárceles como se señaló anteriormente. Pero de particular interés aquí son las infecciones por Staphylococcus A y B, tales como la Osteomielitis y la sepsis espinal relacionada, que son producto del gran abandono de las infecciones de prisión.

Infecciones por Staphylococcus A y B: Osteomielitis

La osteomielitis es una infección ósea. Si bien se considera rara, está ocurriendo a tasas increíblemente altas en el sistema penitenciario del Estado de Nuevo México, ilustrando la extrema negligencia médica (medical malpractice) generalizada. Dichas infecciones llegan al hueso cuando ocurren en los tejidos adyacentes o se propagan a través del torrente sanguíneo. La osteomielitis es más probable que ocurra en entornos de hacinamiento, como cárceles y prisiones. Las personas que tienen otras enfermedades concomitantes también corren un mayor riesgo, volviendo a apuntar hacoa los reclusos en centros correccionales, según las estadísticas anteriores. Sin embargo, la osteomielitis se controla fácilmente incluso en poblaciones vulnerables. Es la falta de atención médica adecuada y la falta de adherencia a los estándares aceptados de control de infecciones en las cárceles de Nuevo México lo que ha llevado a la epidemia actual.

¿Epidemia? Haz el cálculo

Las tasas de incidencia de osteomielitis varían según la fuente. El “Journal of Bone and Joint Surgeons of America” publicó un artículo autorizado en 2010 que analizó la incidencia de osteomielitis en un estudio basado en la población de 1969-2009, situó el número en 21.8 por cada 100,000 personas.

Dado que hay un total de aproximadamente 7,000 reclusos del Departamento de Correcciones de Nuevo México (NMCD), un simple cálculo ilustra la epidemia de osteomielitis en las cárceles de Nuevo México. Collins y Collins, P.C. solo ha presentado o tendrá en el futuro cercano 10 o más demandas relacionadas con osteomielitis en prisión y/o sepsis espinal. Si las matemáticas aún no son evidentes, eso es aproximadamente cinco veces el promedio nacional.

La Epidemia de Osteomielitis en Prisión es el resultado de la Negligencia Médica e Institucional de NMCD

En Collins & Collins, P.C. en el transcurso de los últimos dos años, hemos recibido muchas llamadas y hemos atendido numerosos casos de presos que han contraído osteomielitis y/o sepsis espinal mientras estaban encarcelados en una o más de las instalaciones correccionales de Nuevo México.

La osteomielitis no es difícil de diagnosticar. No es costoso diagnosticar. Es predecible en un ambiente penitenciario. Si se diagnostica adecuadamente, puede tratarse de manera fácil y económica. Es muy peligroso si no lo es. Puede llevar a hospitalizaciones prolongadas y la muerte si no se diagnostica y se trata adecuadamente. Lamentablemente, no se está diagnosticando y tratatando adecuadamente en las prisiones de Nuevo México, lo que provoca graves daños a los reclusos y sus familias.

Esto está en curso. Se permite continuar como resultado de lo que parece ser una indiferencia absoluta por parte del Estado de Nuevo México y NMCD a la salud y seguridad de los reclusos del estado. Parece que la única forma de llamar la atención de cualquiera sobre estos asuntos es a través de los tribunales y esto es precisamente lo que Collins & Collins, P.C. tiene la intención de hacer.

Original English Version:

Collins and Collins, P.C ha estado escuchando historias que describen requisas al desnudo claramente ilegales en las prisiones de Nuevo Mexico. A pesar de las claras leyes en cuanto a los estrictos requerimientos de requisas al desnudo, y de las numerosas demandas realizadas con éxito relacionadas a la violación de esas leyes, las requisas ilegales al desnudo aun ocurren.

Hay una serie de restricciones importantes de requisas al desnudo, cuyas violaciones darán lugar a las alegaciones de la enmienda 8ª en 1983.

Por Seguridad No Mas Humillación y Degradación de la Necesaria

Las requisas personales no deben ser más humillantes o degradantes de lo necesario por la seguridad de las instalaciones, sus prisioneros, los guardias y otro personal.

No más Gente de la Necesaria para Conducir una Requisa al Desnudo de forma Segura y Efectiva

Para evitar humillación y degradación innecesaria de prisioneros, las requisas deberán usar el mínimo de oficiales requeridos para conducirlas de forma segura y eficiente. Dependiendo de las circunstancias, la innecesaria presencia de otros oficiales a la requisa podría ser una violación a la 4ª enmienda. La presencia de personal ajeno a los oficiales penitenciarios o algún otro personal que no sea esencial a la requisa violaría de la misma manera la enmienda 4ª.

No Requisas Personales por Oficiales del Sexo Opuesto

Requisas realizadas por o que involucren personal del sexo opuesto son consideradas irrazonables excepto en situaciones de muy limitada emergencia. Así mismo, los oficiales penitenciarios del sexo opuesto no deben estar observando a los detenidos mientras están desnudos (i.e en la regadera, mientras se visten).

Máxima Privacidad Posible

Una vez más, para evitar humillación, pena y degradación, las requisas personales deben conducirse con el máximo nivel de privacidad posible por una requisa segura y efectiva.

Que Hacer en Caso de que Usted o Algún Ser Querido ha Sido Sujeto a una Requisa al Desnudo Ilegal

Si es un ser querido en prisión o en la cárcel, asegúrese de decirle que debe pasar por el proceso conciliatorio de principio a fin o perderá su derecho a meter una demanda por derechos civiles. El primer plazo en las instalaciones del Departamento Correccional de Nuevo Mexico es solo 5 días a partir de la Requisa Personal ilegal. Las prisiones y las cárceles locales del condado podrían tener su propio proceso conciliatorio diferente al del Departamento Correccional de Nuevo Mexico. Las reglas y  procedimientos de cada cárcel o prisión especifica deben ser seguidas.

Para aquellos que ya han sido liberados, no existe tal requisito. Ellos deberán contactar un abogado inmediatamente debido a otros plazos.

Diversas fuentes han reportado que el Trastorno de Estrés Postraumático entre los oficiales correccionales es dos veces mayor a la cifra encontrada entre los veteranos militares y oficiales policiacos.

La crónica y severa falta de personal causa horas de trabajo excesivas y más riesgo de violencia tanto para oficiales correccionales como para presos y es quizás el mayor contribuidor a los estresores de trabajo correccional. Sin embargo, los oficiales a menudo no reciben capacitación apropiada, apoyo y manejo del estrés antes y durante el empleo.

En 2011, en un artículo llamado “Oficiales Correccionales Asesinados o Lesionados en el Trabajo”, el Instituto Nacional de Salud reportó que ellos tienen una de las más altas cifras de lesiones dentro del área de trabajo en los Estados Unidos. La cifra de lesiones y muertes ocurridas en el área de trabajo es cuatro veces más alta que las experimentadas en el área general de trabajo de los Estados Unidos.  El problema ha empeorado desde entonces y seguramente empeorara en el futuro ya que las corporaciones de prisiones privadas anteponen las ganancias a la seguridad.

En conjunto, las condiciones de empleo de la guardia correccional, crean un estado de híper-vigilancia a la amenaza de violencia y sus consecuencias. Los resultados son altas cifras de problemas de enfermedades mentales incluyendo TEPT. Entre los síntomas del Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT) se encuentran; revivir eventos traumáticos, pesadillas, automedicación con drogas y/o alcohol, embotamiento afectivo, y tendencia a aislarse tanto uno mismo como de los problemas con control de la ira.

Los oficiales correccionales sufren también de cifras altas de suicidio siendo esto una amenaza muy real y predecible para los oficiales correccionales y sus familias.

Los Centros Penitenciarios de Nuevo México se Quedan Cortos en las Normas de Personal

Los medios de comunicación locales de Albuquerque KQRE sacaron una nota en marzo, 2017 llamada “Costosa Crisis Detrás de las Celdas” en la cual se mencionó que hay muchos problemas en los centros penitenciarios del Estado de Nuevo México. La Asociación Americana de Correcciones (ACA) señala que ningún centro debería tener un índice de vacantes que exceda el 10% durante un periodo de dieciocho meses. Dos de las prisiones de Nuevo México incluso sobrepasan esa medida con un número de centros con un índice de vacantes arriba de un tercio.

En 2015, según las fuentes, 34% de los puestos en el centro de Las Lunas quedaron sin cubrir. En el Western Facility de Grants más de la mitad de los puestos no se cubrieron mientras que en Springer Facility en el noroeste del estado un sorprendente 70% de las vacantes permanecieron vacantes.

Entre 2012 y 2016, centros correccionales privados pagaron casi seis millones de dólares en multas por falta de personal.

El hecho de que los centros penitenciarios de Nuevo México estén tan deplorablemente carentes de personal contribuye a una gran variedad de problemas para aquellos que trabajan en nuestras prisiones y cárceles. Trabajar en condiciones que pueden ser tan extremadamente peligrosas y en donde las consecuencias de la violencia son habituales repercuten en el personal de la correccional. Las consecuencias pueden ser prolongadas, atroces y algunas veces catastróficas.

En mayo, 2017 un artículo titulado “Vida Tras las Rejas: Trabajar como Oficial Correccional” se publicó en el New México News Port. El artículo entrevistó oficiales trabajando en el Estado de Nuevo México. Los oficiales entrevistados destacaron que el trabajo cobró un alto precio en las vidas del personal, específicamente cifras de divorcio y suicidio- mencionando que las ultimas fueron 39% más altas que en cualquier otra profesión.

Los oficiales frecuentemente trabajan 70-80 horas a la semana y sienten que no tienen vidas fuera del trabajo. Actualmente la tasa de deserción de oficiales correccionales se encuentra en 8%, la más alta en los registros de la historia de Nuevo México.

Guardias Correccionales Podrían Interponer Demandas en Contra de Prisiones y Cárceles por Lesiones Personales de TEPT.

La ley no está bien desarrollada en relación a demandas judiciales de lesiones personales relacionadas a TEPT sufridas por guardias correccionales. La regla general es que, si las lesiones sucedieron en el trabajo, el empleado lesionado tiene limitado los beneficios bajo el Workers Compensation Act. Esto significa que típicamente, un oficial correccional no sería capaz de meter una demanda legal por lesiones personales, en lugar estaría limitado a Compensación de Trabajadores. De cualquier modo, en base a leyes anteriores en un entorno no penitenciario, podría haber demandas personales dependiendo de las circunstancias del empleo y el ambiente dentro de la prisión o cárcel.

El caso que más aplicaría es el caso de Delgado v. Phelps Dodge en la Suprema Corte de Nuevo México en 2001. Los hechos en ese caso son extremos, pero no hubo señal de que el fallo estaría limitado a la conducta extremadamente cruel y peligrosa del empleador en ese caso. Delgado estableció los requisitos para una demanda por lesión personal contra un empleador por una lesión en el trabajo como sigue:

“La voluntad hace la lesión de un trabajador no-accidental, y por tanto fuera del ámbito del Acto, cuando: (1) el trabajador o empleador se involucra en un acto intencional u omisión, sin causa justa o excusa, que es bastante probable resulte en una lesión en el trabajador; (2) el trabajador o empleador espera que el acto intencional u omisión resulte en una lesión, o ha hecho caso omiso de las consecuencias; and (3) el acto intencional u omisión de modo directo causa la lesión.”

Siendo claros, para el empleado es un estándar muy alto de alcanzar, pero las condiciones de trabajo en las cárceles y prisiones de Nuevo México alcanzan ese estándar muy bien. Por otro lado, si este estándar se puede alcanzar, se podrían hacer las cárceles y prisiones más seguras tanto para guardias correccionales como para presos. Después de todo como ellos dicen, “el dinero habla…”

Plazos Importantes para Demandas de TEPT contra Cárceles y Prisiones

Existen dos opciones de plazos dependiendo si la cárcel o la prisión es manejada por el estado, condado o municipio, o es manejada por compañías de penitenciarías privadas.

Para cárceles y prisiones manejadas por el gobierno, hay dos plazos muy importantes:

1.       Ley Federal de Reclamaciones por Daños Extra Contractuales: Existe un plazo de 90 días para entablar un reclamo por daños extra contractuales a la agencia gubernamental apropiada. Tanto instrucciones DIY de la Ley Federal de Reclamaciones por Daños Extra Contractuales como formas necesarias pueden encontrarse en el servicio web de Servicios Generales de Nuevo México.

2.       Estatuto de Limitaciones: El estatuto de limitaciones es de solo dos años en demandas interpuestas en contra de una entidad gubernamental de Nuevo México.

Dejar pasar cualquiera de estas fechas bloquearía completamente sus demandas.

Para compañías correccionales privadas, existe simplemente un estatuto de limitaciones de tres años.

 

Existe mucha confusión entre residentes indocumentados por lo que es muy importante entender serias diferencias de estatus. La presencia en los Estados Unidos a través una entrada indebida es un delito penal menor bajo el Estatuto Federal que ocurre cuando a alguien se le ha comprobado;

Haber entrado o haber intentado entrar al país en cualquier lugar o tiempo diferente al asignado por oficiales migratorios.

Haber evadido la inspección o el interrogatorio hecho por oficiales migratorios, o

Haber intentado entrar – o haber entrado- al país ocultando voluntariamente, falsificando o tergiversando hechos materiales.

Para aquellos condenados por entrada indebida un periodo de hasta seis meses de prisión podría proceder y una multa de $250.00 por cada acto podría también ser impuesta.

Una segunda categoría de estatus se refiere a aquellos presentes en los Estados Unidos ilegalmente. Existen muchas razones por las cuales una persona podría estar ilegalmente presente, que van desde entrar al país con una visa de trabajo o estudiante y no renovarla a tiempo. Aquellos en esta amplia categoría no son castigados criminalmente, sino civilmente. Las principales penas civiles usadas son la deportación y la destitución. Antes de la deportación o la destitución, sin embargo, aquellos presentes ilegalmente podrían -y de hecho a menudo son- detenidos y alojados en centros migratorios de detención.

Para los detenidos, no existe distinción de práctica. Son arrojados y detenidos en centros, frecuentemente por excesivamente largos periodos de tiempo, y uno de los inconvenientes de ese largo ciclo de detención es el de algunos empleadores privados de prisión.

Criminal Alien Requirement (CAR) Prisiones

En 2005 El Presidente Bush lanzo La Operación Optimizada, la cual requiere que todos los inmigrantes clandestinos sean procesados criminalmente por entrada ilegal a los Estados Unidos. Estos residentes indocumentados son recogidos y detenidos en instalaciones de Criminal Alien Requirement (CAR). Un artículo en el Prison Legal News, citando un reporte en el 2002 por Grassroots Leadership, señala que en FY 2011, a dos compañías de prisión privadas solas se les pago $744 millones y $640 millones de dólares respectivamente. El reporte de Grassroots Leadership sigue señalando que el gobierno Federal ha gastado 5.5 billones encarcelando inmigrantes indocumentados desde 2005.

Una gran variedad de organizaciones, incluyendo entidades federales tales como el Departamento de Justicia, han documentado condiciones atroces en instalaciones que son manejadas de forma privada. En esos centros de detención privada para detenidos indocumentados, las condiciones son mucho peor. Entre los problemas se encuentran la falta de personal suficiente, abuso por parte guardias (incluyendo atraco sexual y violación), falta de acceso a servicios básicos tales como cuidado médico, uso rutinario de confinamiento solitario y horrendo hacinamiento.

En reconocimiento a las condiciones deficientes y al trato a los prisioneros en instalaciones privadas, el Presidente Obama ordeno al Departamento de Justicia la disminución gradual de contratistas privados en el sistema Federal.

Los contratistas privados perdieron billones.

Estas compañías empezaron a explorar fuentes de ingreso alternas para compensar las pérdidas de ingresos y encontraron la fuente perfecta, la expansión de centros privados de detención de inmigrantes.

Falta de Servicios Médicos Apropiados y Cuidados para Inmigrantes Detenidos

Ya sea que haya sido detenido por infracciones civiles o delitos menores, el destino del indocumentado es a menudo muy sombrío. A diferencia de todas las demás categorías de delincuentes detenidos por delitos menores, esta población no se encuentra en instalaciones de seguridad mínima. También es diferente el hecho de que familias enteras son detenidas a menudo, con frecuencia durante largos períodos de tiempo. Como el informe de Grassroots Leadership también señala que casi no hay acceso a representación legal para los detenidos. Un Defensor Público Federal señaló que se le asignó entre 20-75 detenidos con quienes debía reunirse durante un período de acceso de dos horas, dividiéndose a sólo dos minutos por cliente.

Como bien se ha comprobado, los detenidos indocumentados a menudo reciben atención médica deficiente o no reciben atención médica alguna. En todo Estados Unidos, incluso en el Estado de Nuevo México, se han documentado numerosos casos de inmigrantes detenidos que recibieron atención médica inadecuada y que murieron como resultado

Centros de Detencion de Inmigrantes en el Estado de Nuevo Mexico

Cuando el presidente Obama retiró los contratos del DOJ de las cárceles privadas el año pasado, no causó ni un pequeño nivel de consternación entre las compañías de prisión privadas. Se quedaron para perder cientos de millones de dólares cada uno. Pero nuevas oportunidades se abrieron con la elección del Presidente Trump. Los contratistas privados simplemente cambiaban las fuentes de ingresos, desde el Departamento de Justicia que aloja a presos federales hasta el Departamento de Seguridad Nacional y la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE), que alberga a inmigrantes indocumentados detenidos.

En Nuevo México, existen tres centros de detención de inmigrantes. Dos de ellos son instalaciones administradas por el condado: el Centro de Detención del Condado de Torrance y el Centro de Procesamiento del Condado de Otero. La tercera es el centro correccional del condado de Cibola, que había sido cerrado por el Buró de Prisiones debido al abuso y la negligencia a los prisioneros no inmigrantes, ha sido reabierto como una instalación de detención de ICE. Como señaló el Southern Poverty Law Center en su informe, Shadow Prisons: Immigrant Detention in the South,

“A principios de 2016, el Departamento de Justicia (DOJ) anunció que ya no contrataría corporaciones privadas para operar prisiones federales, una decisión impulsada por la disminución de la población carcelaria y el fracaso de las prisiones privadas para proporcionar instalaciones seguras.

A raíz de la decisión del Departamento de Justicia, el DHS anunció que también volvería a examinar su uso de las instalaciones privatizadas de inmigración. Pero la agencia rápidamente renovó o finalizó contratos para miles de camas adicionales. La agencia también ha ampliado el número de individuos que planea detener cada noche a 10.000 personas – impulsando el número total de detenidos a un estimado de 45.000 personas.

Lo que, es más, los nuevos contratos de la agencia incluyen una instalación – el Centro Correccional del Condado de Cibola en Milán, Nuevo México – que perdió su contrato con el DOJ después de reportes de abuso y negligencia médica. Las acciones del DHS sugieren que las prisiones privadas que ya no son usadas por el Departamento de Justicia, incluyendo algunas de las peores en el país, podrían simplemente convertirse en centros de detención de inmigrantes “.

Este nuevo centro en Milán, Nuevo México, mantendrá a cientos de inmigrantes indocumentados detenidos bajo la misma gestión y condiciones que se consideraban inaceptables para los prisioneros no inmigrantes.

Los inmigrantes indocumentados tienen derecho a recibir atención y servicios médico

Si la experiencia en establecimientos penitenciarios privados es un indicador de lo que puede ocurrir en centros privados de detención de inmigrantes como Milán, sólo podemos anticipar que habrá personas que no recibirán servicios y atención médica adecuados. Lamentablemente, esto conducirá a lesiones graves o incluso la muerte en algunos casos.

Es muy importante que los detenidos y sus familias comprendan que, si bien pueden estar en una instalación como el Centro de Detención del Condado de Cibola por estar en un estatus migratorio indocumentado, todavía tienen derecho a atención y servicios médicos. Cuando se le niega el cuidado y los servicios es aconsejable buscar la representación legal de abogados con experiencia en la búsqueda de justicia por negligencia médica.

Original English Version:

Conducta acumulada puede resultar en daños punitivos en casos de negligencia médica.
Conducta acumulada puede resultar en daños punitivos en casos de negligencia médica.

La asistencia médica a menudo incluye un número de proveedores de asistencia médica diferentes empleados por el hospital o por otra institución. Estos empleados incluyen médicos, asistentes médicos, enfermeras y otro personal. Negligencia médica a menudo se derivan de y se agrava por la acción colectiva de todos estos diversos empleados y agentes de las instalaciones de atención médica.

Está claro que cada proveedor individual puede ser responsable de daños compensatorios y punitivos por su propia negligencia. La pregunta es cómo lidiar con la acción colectiva de los proveedores. Concretamente, ¿cómo se reproduce la conducta cumulativa de estos proveedores en daños punitivos en Nuevo México?

Altos Obstáculos por Daños Punitivos

Los obstáculos por daños punitivos son bastante altos en Nuevo México. La instrucción del jurado de Nuevo México, 13-1827, exige conducta maliciosa, intencional, imprudente o insensible por parte del proveedor para imponer una concesión de daños punitivos. Puede parecer que esto se resuelve fácilmente cuando usted ha sido herido gravemente por negligencia médica, pero estos estándares están actualmente muy altos, que impune la imposición de daños punitivos.

UJI 13-1827 define la conducta requerida como sigue:

“Conductas maliciosas es la ejecución de un acto ilícito, con conocimiento de que el acto era injusto.
Conducta intencional es la ejecución intencional de un acto con el conocimiento que puede causar daño.
Conducta imprudente es la ejecución intencional de un acto con absoluta indiferencia a las consecuencias.
Cuando hay un alto riesgo de peligro, la conducta que rompe la obligación de cuidar es más probable demostrar su imprudencia.  Conducta lasciva es la ejecución de un acto con absoluta indiferencia o desprecio consciente de los [derechos] [seguridad] de una persona.”

Conducta Cumulativa en la Determinación de Indemnizaciones Punitivas

Porque el criterio es tan alto, la conducta de cada  empleado del proveedor individualmente no llegue a los altos requerimientos para adjudicar daños punitivos. Sin embargo, la conducta de los proveedores tomada colectivamente podría alcanzar el nivel necesario para premiar daños punitivos.

Se establece la teoría de la conducta acumulativa para una concesión de daños punitivos en la Corte Suprema de Nuevo México en 1994 en el caso de Clay v. Ferrellgas.  Además, se aplica específicamente a los casos de negligencia médica en el 2011 en la Corte de Apelaciones de Nuevo México en el caso de Grassie v. Hospital General de Roswell.

A partir de Clay, el tribunal de Grassie declaró que:

“La teoría de la conducta acumulativa proporciona que una concesión de daños punitivos contra una corporación puede basarse en “las acciones de los empleados [vistas] en su conjunto [a fin de que] se determine si [los proveedores] tienen el estado mental culpable necesario debido a la conducta acumulativa de los empleados.”

El tribunal refutó el argumento del demandado que la única base para responsabilidad del empleador fue por responsabilidad directa o vicaria como conjunto adelante en UJI 13-1827 que proporciona que el empleado debe estar actuando con autoridad real (dirección general) o, alternativamente, que el empleador ratificado o autorizado la conducta. El acusado sostuvo que la instrucción del jurado no había incluido ninguna mención de conducta acumulativa.

Ley de Conducta Acumulativa No Necesita  Ser Incorporado en Instrucciones al Jurado Para Ser Vigente

El tribunal declaró que sólo porque una teoría que ha sido reconocida por la Corte Suprema de Nuevo México no ha sido incorporada en las instrucciones al jurado quiere decir que es por lo tanto, inválido y no vinculantes.

La Instrucción del Jurado Disputada:

El Juzgado de distrito, sobre las objeciones de la demandada, emitió la siguiente instrucción del jurado: “Si encuentras que los combinado actos u omisiones de Pamela Hayes Rodríguez y Brian Miller, como empleados y del [Dr.] Collins, como el agente aparente, del [Hospital] ascendió a conducta intencional, imprudente o arbitraria, se pueden conceder daños punitivos en contra [del Hospital].”

Antes de Clay, para daños punitivos contra una empresa, se tenía que demostrar que el trabajador ejercía control gerencial o que el empleador había “ratificado, aceptado o consentido” la conducta del empleado.

Culpabilidad del Empleador Aún es Necesaria

Debe de aun existir de alguna forma prueba del estado mental culpable del empleador.  El tribunal declaro que el simple hecho de respondeat superior era insuficiente. Sin embargo, la teoría de la conducta cumulativa proporciona un acercamiento alternativo al recinto bastante estrecho de responsabilidad vicaria establecidas en las instrucciones al jurado; la pregunta entonces se convierte en ¿si las pruebas de conducta acumulativa pueden ser consideradas en la concesión de daños punitivos? La corte determinó que el jurado puede considerar antecedentes y evidencia contextual.

Además, las pruebas de origen de descuido por parte de empleados necesitan no establecer causa inmediata ni constituye un agravio terminado en y de sí mismo. En cambio, la conducta colectiva acumulada puede ser considerada para la determinación de “descuido agravado del paciente.”

¿Por qué es importante?

Clay y Grassie tomados en conjunto son muy importantes para los pacientes lastimados. Sin él, las instalaciones de atención médica simplemente pasan la pelota de un empleado a otro sin responsabilidad para su personal colectivo. En otras palabras, el empleador podría decir simplemente que el empleado no tenía facultades para hacer lo que hizo. Aunque los casos de negligencia médica son muy difíciles, esta línea de casos proporciona algún alivio a los pacientes lesionados.

Quizás más importante, los casos responsabilizan a las instalaciones completamente, incluso por daños punitivos, por las acciones colectivas de sus empleados y actos personales. Esto es y debe por sí mismo recorrer un largo camino hacia la promoción de la seguridad médica del paciente en Nuevo México.

Original English Version:

Los Inmigrantes Indocumentados y Reclamos de Negligencia de Medicina

Una preocupación común y la pregunta es: ¿puedo ser deportado por presentar un
reclamo de negligencia de medicina?

La respuesta es un rotundo NO!

Los Inmigrantes Indocumentados Tienen el Mismo Derecho que Otros Pacientes en Casos de Negligencia Médica

Su estatus de inmigración es absolutamente irrelevante para su caso de Negligencia Medica. No es admisible en la corte. Además no conviene un problema durante el litigio o de la liquidación procesos.

Inmoral e Ilegal Hacer Estatus Migratorio un Problema

Seria sin ética para un abogado levantar el asunto bajo El Reglamento de Conducta Profesional de Nuevo Mexico.

También sería poco ético para una compañía de seguros para que sea un problema. De hecho, violaría las normas del código de seguros de Nuevo Mexico.

Incluso puede ser motivo de un reclamo de seguro por mala fe. Estas son un poco más difíciles para un tercero (persona distinta del asegurado) llevar estos reclamos. Pero Nuevo México reconoce mala fe de terceros, aunque sigue siendo difícil.

Busca el Consejo de un Abogado Con Experiencia en Negligencia Médica

Casos de negligencia médica son siempre difíciles. Médicos, hospitales y otros proveedores médicos raramente admiten errores sin una lucha. Ellos estan contando con que usted renuncie sus derechos como la gran mayoría de los pacientes y familias.

Si usted o un ser querido ha sufrido daño grave o muerte injusta como resultado de la negligencia de medicina, no se rinda. Por lo menos, revise su caso con un abogado. Sin duda no duele. Y si las lesiones o muerte resultado de negligencia médica usted será un paso más a la justicia para usted y su familia.

Los abogados de Albuquerque de Collins y Collins, P.C. puede ser contactado en (505) 242-5958.

Original English Version:

Esta temporada de vacaciones provee amplia oportunidad para reuniones sociales que frecuentemente incluyen animales domesticados entre visitantes, comida y celebración. Un perro podría encontrar maltrato o aun tropiezo durante las festividades decembrinas. Lamentablemente, un perro puede morder en reacción a situaciones que crean estrés, tal como sobre emocionarse o daño.

Según los Centros de Control de Enfermedades y Prevención, aproximadamente 2% de los Habitantes de los E.E.U.U. o mas de un 4.7 millón de individuos sufren de una mordida de perro cada ano. Una gran mayoría de las victimas son niños mordidos por el dueño de la propiedad del perro. El Instituto de Informe de Seguro estima que las mordidas de perros llegan a tan solo un tercio de todo reclamo de seguro tras pólizas de los propietarios.

Una póliza de propietario típicamente incluye cobertura de responsabilidad que provea algo de protección contra lesiones a otros causados por animales domesticados. Además, una póliza de propietario pueda proveer cobertura medica para huéspedes que pagaría debido a las mordidas de perros sin determinar responsabilidad primero. Sin embargo, la responsabilidad y cobertura para huéspedes podría quedar corta si el daño es grave. Como medida extra de protección se puede comprar para los que tengan bienes significativos para proteger contra juicios que pertenecen a daños de mordidas de perros.

Sin embargo, el pago de los gastos médicos no puede poner fin a las consecuencias de ser dueño de un perro que muerde. Una vez conocida la tendencia de morder, el asegurador de la casa puede ver al perro como un mayor riesgo. Esto podría dar lugar a primas más altas o una exclusión de la cobertura por daños o lesiones causadas por mascotas. Las leyes estatales también pueden requerir el animal se destruya con humanidad.

Prevención de mordeduras de perro es en última instancia, la mejor protección para los propietarios y sus invitados. La capacitación adecuada y la socialización de antemano puede ayudar a un perro mejor anticipar el comportamiento de los demás. Por supuesto, la esterilización o castración también se ha demostrado para reducir la agresión. Pero incluso estas medidas pueden no ser suficientes.

Una vez que el partido ha comenzado, supervisión adecuada del perro sería mejor pero puede que no sea posible; en consecuencia, mantener el animal separado en otro cuarto o fuera de la casa pueda ser la única opción.

Sabiendo como responde un perro a estimulación diferente también puede ser la clave para anticipar problemas. Si el juego brusco trae agresión, se puede advertir a los huéspedes a evadir esta clase de interacción. Si están presentes niños, no puede ser realísticamente esperado que no jueguen con el perro. Niños chiquitos que frecuentemente juegan lo más brusco son los que están mas en riesgo. Si el perro tiene una historia predispuesta a agresión en situaciones estresantes entonces el perro debe ser alejado de los huéspedes.

Las festividades frecuentemente juntan a muchas personalidades. Los animales domesticados no son una excepción. Un poco de planeación y conciencia ayudara a asegurar que todos pasen bien su tiempo juntos.

Albuquerque Personal Injury Attorneys