Un cargo de violencia doméstica en Nuevo Mexico siempre es muy seria. Hay numerosas y severas consecuencias que resultan por una convicción de violencia doméstica.

Cuando un cargo de violencia doméstica es promovido como felonía, la seriedad y posibles consecuencias aumentan.

La mayoría de cargos de violencia domestica son promovidos como delitos menores. Como un delito menor, el máximo tiempo de encarcelamiento no es más de un ano. En cuanto el cargo de violencia domestica sea promovido como felonía, la sentencia aumenta comenzando con 18 meses de posible encarcelamiento por una felonía de cuarto grado, tres años por una felonía de tercer grado, nueve años de encarcelamiento por una felonía de segundo grado, y 18 años de encarcelamiento por una felonía de primer grado.

Como felonía, el fiscal del estado es típicamente más agresivo en la persecución del caso. Por ejemplo, en un caso menor de violencia doméstica, donde no hay lastimaduras o uso de armas, el fiscal del estado no busca la cooperación de la víctima agresivamente. En un cargo de felonía por violencia doméstica, donde hubo lastimaduras, uso de armas, el fiscal del estado frecuentemente va ser más persistente en buscar y traer a la presunta víctima al juicio para que atestigüe.

Felonía de Cuarto Grado: 18 Meses de Encarcelamiento

Hay muchas formas como se puede proseguir un cargo de violencia domestica como felonía. Tal vez lo más común es que sea cargado como un asalto agravado en contra de un miembro de familia, que es clasificado como una felonía de cuarto grado. Este cargo requiere, “(1) un agravio o asalto sin derecho a un miembro de familia con un arma mortal; o (2) un agravio o asalto intencionalmente y deliberadamente en contra de un miembro de familia con el intento de cometer una felonía.”

La porción que requiere de un arma mortal parece ser clara. Pero el lenguaje puede ser interpretado como muchas cosas por el fiscal del estado. Por ejemplo, la pura presencia de un arma mortal, como un cuchillo o pistola, en donde paso la altercación, aunque no haya una amenaza del uso del arma, puede resultar en un cargo de felonía con un arma mortal. Adicionalmente, el término de arma mortal, puede incluir cosas normales e inocuas de la casa, que se pueden usar como arma, dependiendo de las circunstancias y el intento del acusado. Además, la definición de la palabra “intento” también puede ser interpretada como diferentes cosas.

Intento de Cometer una Felonía de Violencia Doméstica

La secunda parte de la definición de la ofensa puede ser más perpleja y frustrante para el acusado. El hecho del “intento de cometer una felonía” cubre mucho plano y tiene muchas interpretaciones. Es muy común, ver que los hechos sean usados fuera de lo normal y lógico para cubrir los requerimientos de la ley. Aunque hay muchas maneras como estos cargos pueden surgir, lo más probable es que sea considerado como secuestro o encarcelamiento falso. Estos son crímenes distintos, que llevan sus propios requisitos, y aunque la definición de estos términos se preste al crimen de “intento de cometer una felonía” los acontecimientos de cada caso tienen que ser relacionados a su caso en particular.

En breve, hay un sinnúmero de maneras de como un cargo de felonía por violencia domestica pueda surgir. La base para un cargo de felonía por violencia doméstica es más claro cuando se repasan los acontecimientos alegados. En otras ocasiones, los acontecimientos ni se prestan para traer los cargos, pero de todos modos se emplazan para proteger a la víctima. Desafortunadamente, ya puestos los cargos, las posible consecuencias pueden ser muy severas y los cargos muy serios.

Nuevo Mexico es un estado donde existe la Negligencia Comparativa. Lo que esto significa es que la persona perjudicada (“el demandante”) puede ser considerada parcialmente responsable por sus lesiones personales. Si la persona lesionada es encontrada responsable en parte por el accidente, entonces cualquier recuperación de daños será reducida por la cantidad de culpa concurrente del demandante.

Algunos estados siguen un modelo de Negligencia Contribuyente. Bajo la Negligencia Contribuyente, si un individuo lesionado es por menor encontrado responsable por alguna parte de el accidente o por las lesiones resultantes, entonces la recuperación de los daños es completamente negada. Este es un resultado muy difícil ya que argumentalmente cada caso podría involucrar alguna cantidad minima de culpabilidad.

En casos de Negligencia Comparativa, el jurado determinara la culpa de cada persona involucrada. Si hay una culpa concurrente, entonces el jurado deberá repartir la culpa por porcentaje, como por ejemplo de 50/50, 60/40 o algún otro cálculo de porcentaje, por la culpa de las respectivas partes. Una vez que el jurado haya hecho esto, cualquier indemnización por daños será reducida por la cantidad de culpa atribuida al demandante.

El mismo cálculo es hecho antes del juicio entre los respectivos abogados mientras las partes tratan de negociar un acuerdo. A menudo esta es una discusión reñida. Usualmente, el defensor argumentara un alto grado de negligencia comparativa. En muchas ocasiones, la defensa se rehusará a admitir cualquier tipo de responsabilidad, argumentando que el accidente fue la culpa absoluta del demandante. Estos casos, donde no se acierta la causa, son profundamente mas complicados, y son las demandas más probables de ir a juicio.

La negligencia comparativa surge por cualquier tipo de demanda por lesión personal negligente. Este tema debe ser tomado en cuenta al comienzo del caso para darle una justa evaluación a sus reclamos. Si se presenta la ocasión, es probable que el tema se vea reevaluado un número de veces mientras proceden los descubrimientos. Es importante indicar este problema durante la evaluación de sus reclamos para evaluarlo cuidadosamente. De lo contrario, puede llegar al resultado de un juicio desastroso.

Hay más de 6 millones de accidentes automovilísticos cada aňo en los Estados Unidos. La Administración Nacional de Trafico Seguro de Carreteras, en sus siglas en ingles NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration), estima que cerca de 140,000 de estos accidentes involucran camiones de carga o autobuses.

De acuerdo a la Administración Nacional de Trafico Seguro de Carreteras, más de 90,000 de estos involucran lesiones. La física pura de estos accidentes típicamente hace que sean significantemente más serios que el típico accidente en auto. Además, de acuerdo a las estadísticas, hay más de 80,000 accidentes relacionados con camiones y autobuses que requirieron de un remolque debido a la gravedad de la colisión.

Por consiguiente, si usted ha estado en un accidente relacionado con un  camión o autobús, lo más probable es que haya quedado lesionado. Desafortunadamente, muchas veces estas lesiones son bastante serias. Esa es la mala noticia.  La buena noticia es que generalmente los camiones y autobuses están bien asegurados. Esto viene a ser un rígido contraste con los seguros de conductores privados.

Debido a la potencial gravedad de los accidentes relacionados con camiones de carga o autobuses, es importante que contacte a un Abogado en Lesiones Personales lo antes posible después de haber tenido su accidente. Hay muchos pasos que deberá seguir para proteger sus derechos completamente, tales como obtener el reporte del accidente, asegurándose que el informe tenga todos los nombres, direcciones y números de teléfono de cada conductor, y de todos los testigos. Sobre todo, usted querrá asegurarse de obtener el nombre de la compañía de seguros y número de póliza de los seguros de cada uno de los conductores involucrados en el accidente.

Desafortunadamente, si usted o un ser querido son seriamente lesionados, mucha de esta información necesitara ser recolectada después del incidente.  Esto usualmente requiere la asistencia de un Abogado calificado en Lesiones Personales. Para asegurarse de que esta información es recolectada  y que la compañía de seguro apropiada sea contactada, usted debe contactar a un abogado de inmediato. Posponerlo puede que afecte sus derechos.

Mientras tanto, hay muchas páginas de Internet donde usted puede aprender más acerca de las leyes para accidentes de automóvil, tales como; Justia, Nolo y la página del Instituto Legal Cornell  (Cornell Legal Information Institute).  Estos recursos le serán de gran ayuda. Lo incentivamos a que visite estos sitios de internet para que usted entienda completamente las situaciones relacionadas con accidentes de  camión y autobús.  Collins & Collins, P.C. recomienda fuertemente a nuestros clientes que se eduquen sobre sus demandas, para que entiendan sus derechos y los procesos legales de principio a fin.

Albuquerque Personal Injury Attorneys