×

Deuda Comunitaria

Nuevo México es un estado de propiedad mancomunada, lo que significa que los bienes adquiridos durante el matrimonio son considerados propiedad conjunta y  cualquier deuda contraída durante el matrimonio es igualmente compartida. Esta deuda se conoce como “deuda comunitaria”.

Se presume responsabilidad igual de la deuda comunitaria, independientemente del ingreso de los cónyuges. Así mismo, la responsabilidad de la deuda comunitaria puede ocurrir con la firma de un solo cónyuge y sin el conocimiento del otro cónyuge.

Excepciones en la deuda comunitaria

Las excepciones en la deuda comunitaria  son  extremamente limitadas.

Hay pocas excepciones a la regla general que dan alivio al cónyuge inocente. Estas excepciones son muy limitadas. Hay excepciones limitadas para las transacciones en que se requiere una firma para la validez de la deuda. Deudas de juego son también generalmente excluidas. Responsabilidad fiscal, en algunos casos puede ser excluida en función de las circunstancias. Los préstamos estudiantiles son considerados normalmente  deuda del cónyuge que adquirió el préstamo. Dependiendo de las circunstancias, podría haber otras excepciones que son extremadamente limitadas.

A menudo es una sorpresa para las partes cuando se enteran de que son plenamente responsables de las deudas de su cónyuge. Esto es particularmente doloroso cuando una de las partes ha sido irresponsable o imprudente en el gasto. El problema que más a menudo surge es con tarjeta de crédito y otras deudas de consumo.

El Conocimiento de la Deuda por el Esposo Inocente

La falta de conocimiento de la deuda o incluso intentos para  evitar que la deuda sea incurrida no protege a un cónyuge inocente, en ausencia de una excepción.

La regla permanece a pesar de que el otro cónyuge inocente, o bien no sabía ni siquiera o se opuso al gasto. Las reglas de la deuda mancomunada pueden ser muy duras  y aparentemente injustas para el cónyuge inocente.

Desafortunadamente para el cónyuge inocente, los acreedores pueden confiar en las normas de propiedad mancomunada y de deuda tanto como los cónyuges. Esto significa que los acreedores pueden ir tras ambos cónyuges por pago de una deuda. En el caso de que uno de los cónyuges es insolvente después de un divorcio, el acreedor es libre de ir tras el otro cónyuge.

La dureza de la regla se puede reducir en algunos casos donde se encuentran excepciones. Como tal, es muy importante analizar cuidadosamente la deuda conyugal pare posibles excepciones.

Reducir Responsabilidad

Hay algunas opciones para minimizar la responsabilidad. Sin embargo aún estas no lo protegerán contra deudas incurridas antes de la iniciación de estas garantías.

No hay muchos beneficios en una separación legal en comparación a un divorcio. Sin embargo, esta es un instante cuando una separación legal podría ser necesaria en caso de que el esposo inocente no quiera el divorcio todavía pero necesita la protección del otro.

Hay otros modos de limitar responsabilidad. Estos no son necesariamente a toda prueba pero por lo menos proveerán alguna protección y alivio de los acreedores.

El primer paso más importante es notificar a los acreedores conocidos que usted no es responsable de la deuda. Esto significa alertar a las compañías de tarjetas de crédito y otros acreedores aunque usted no esté incluido en la solicitud.

En segundo lugar, usted puede solicitar ayuda en la corte solicitando una orden que prohíbe al otro cónyuge incrementar la deuda. Esto puede permitir que usted se recupere del otro cónyuge en caso de violación de la orden. Sin embargo, no necesariamente le exime de su responsabilidad ante los acreedores ya que los acreedores no son partes en el divorcio y no están vinculados por órdenes de la corte.

Finalmente, puede intentar dividir en dos los procedimientos del divorcio. Los divorcios toman mucho tiempo debido a las tantas cuestiones tales como custodia de niños, soporte para niños, pensión alimenticia, división de propiedad y deuda, etcétera. Por otra parte, la disolución matrimonial puede ser dada de una manera justa y oportuna mientras estos asuntos están todavía pendientes. Si tu esposo está incrementando la deuda y no hay esperanzas que él o ella obedezca a la corte y se detenga, entonces esto puede ser una opción.

Tenga en cuenta que las deudas incrementan antes de que estas acciones sean tomadas quedando como propiedad comunitaria y es probable que usted sea considerado responsable en caso de que su esposo sea incapaz o rehúsa a pagarlas.

No se demore!

Como podría suponerse por la discusión anterior, es importante tomar medidas inmediatas al enterarse de que su cónyuge está acumulando deudas sin su conocimiento o aprobación. Demorarlo probablemente dará lugar a su plena responsabilidad de las deudas bajo las leyes de propiedad comunitaria, ya que ganará el alivio, si acaso, sólo para aquellas deudas contraídas después de las medidas de protección.

Busque la guía de un abogado de divorcio con experiencia para analizar sus opciones. Y cuando lo haga, es esencial que usted discuta sus preocupaciones con el abogado. Su abogado no le puede ayudar a menos que él o ella sepan de sus preocupaciones y la necesidad de tomar medidas.

Related Topics

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!