×

La Escasez de Personal en las Prisiones de Nuevo México Contribuye al Suicidio de Reclusos

Normas, Políticas y Procedimientos para la Prevención del Suicidio en Prisión

Las políticas del Departamento de Correcciones de Nuevo México (NMCD) para la prevención del suicidio presumiblemente siguen las políticas y normas estandarizadas establecidas por la Asociación Americana de Correcciones (ACA) y la Comisión Nacional de Atención de Salud Correccional (NCCHC). De una revisión de NMCD ACA y acreditación de la NCCHC no está claro en absoluto que este sea el caso.

Acreditación de la ACA y NCCHC Muy importante hasta junio de 2016

Un paseo casual a través de las políticas de salud de los reclusos de NMCD muestra innumerables referencias a la ACA y a la NCCHC (las referencias de la NCCHC han sido eliminadas o están en proceso de eliminación, lo cual se discutirá a continuación). Sin embargo, el Contrato de Servicios Generales (el Contrato) celebrado en junio del 2016 entre NMCD y su actual proveedor de atención médica, la importancia de la ACA y la NCCHC se enfatizó repetidamente. Eso no ha cambiado.

De hecho, el cumplimiento con la ACA y la NCCHC se establece en los párrafos iniciales como parte de los “objetivos y requisitos” del contrato:

“El objetivo y el requisito de este Acuerdo es proporcionar servicios integrales de atención médica, dentro de un entorno seguro, dentro de los fondos disponibles, y de acuerdo con los estándares de la Comisión Nacional de Atención Correccional de Salud (NCCHC), la Asociación Correccional Americana (ACA) , los estándares actuales de atención comunitaria y los procedimientos de NMCD contenidos en este documento “.

Falta de Acreditación de la ACA y de la NCCHC Estrechamente Relacionada con Negligencia Médica y de Salud Mental

Como señalamos en un artículo anterior, al menos una prisión, el Centro Correccional de Nuevo México Central (CNMCF) no fue acreditado por la ACA a partir de 2015 y no obtuvo la acreditación hasta principios de 2019. Por lo tanto, durante casi cuatro años, este centro careció de acreditación de la ACA. No es una coincidencia que esta sea la misma instalación en la que ocurrieron dos suicidios recientes el mismo día con pocas horas de diferencia.

En cuanto a la acreditación de la NCCHC, Collins & Collins, P.C. ha presentado docenas de solicitudes de registros en virtud del Acta de Inspección de Registros Públicos de Nuevo México (IPRA) y, a partir del 1° de marzo de 2019, ni una sola institución correccional de NMCD ha sido acreditada por la Comisión Nacional de Atención de Salud Correccional (NCCHC) desde la fecha del nuevo contrato en junio de 2016.

De hecho, a través de las solicitudes de IPRA, se determinó que NMCD decidió en algún punto después de junio de 2016 dejar de buscar la acreditación de la NCCHC. Esto es notable en muchos aspectos, entre los cuales se encuentran las disposiciones reiteradas del Contrato que exigen la acreditación de la NCCHC.

La falta de respeto o preocupación por los estándares relativamente moderados de atención médica y de salud mental para los reclusos establecidos por la ACA y la NCCHC está ciertamente relacionada con la negligencia médica generalizada y el descuido de la atención de la salud mental en las instalaciones de NMCD.

Suicidios Recientes en las Instalaciones de NMCD

El 2 de diciembre del 2018, dos reclusos se suicidaron en la misma instalación correccional— el mismo día. En un artículo anterior, comenzamos a ver lo que sucedió en esos dos casos. Collins y Collins, P.C. representa a las familias en ambos casos y durante las etapas iniciales de nuestra investigación y representación ha habido múltiples señales de alerta. El primer tema de preocupación fue la notificación de los puntos de contacto designados en ambas muertes. En segundo lugar, el hecho de que la Instalación Correccional del Centro de Nuevo México careciera de acreditación tanto de la Asociación Correccional Americana (ACA) como de la Comisión Nacional de Atención Sanitaria Correccional (NCCHC) planteó preocupaciones adicionales. Una tercera área que causó alarma giró en torno al tema de la provisión de personal o, más bien, la falta de personal.

Profunda Escasez de Personal de la Salud Mental en Prisiones de Nuevo México

Según un informe del Comité Legislativo de Finanzas de Nuevo México publicado el 23 de octubre del 2018 y titulado “Evaluación de programas: Departamento de correcciones – Estado de los Programas para Reducir la Reincidencia y la Supervisión de los Servicios Médicos“, la tasa de vacantes para los proveedores de Salud Conductual en el CNMCF fue 50%.

El Centro Correccional Central de Nuevo México (CNMCF), donde ocurrieron los dos suicidios, proporciona, o se supone que proporciona, niveles elevados de atención médica a los reclusos con graves necesidades médicas y de salud mental. Aquí surgen dos problemas evidentes. CNMCF no estuvo acreditado por la ACA desde junio de 2016 hasta enero del 2019. El CNMCF, junto con todas las demás instalaciones de NMCD, decidió no buscar la acreditación de la NCCHC desde junio del 2016.

No es coincidencia que el informe de finanzas legislativas mencionado previamente indique una tasa de vacantes del 100% para los proveedores de salud mental y conductual en el CNMCF a la fecha del informe. El problema de la escasez de personal va al corazón de la indiferencia de NMCD a las necesidades de salud mental de los reclusos del estado. Esto se refleja en la escasez de personal en todo el sistema de NMCD como se indica en el Informe Legislativo:

“La Oficina del Director Médico del Departamento de Correccionales, empleados estatales que son responsables de supervisar la atención, las oportunidades y la educación necesarias para que los pacientes mejoren su salud … tenían una tasa de vacantes del 25% a partir de octubre del 2018. Dos vacantes eran para auditores de enfermería que supervisaran la prestación de servicios médicos. La Oficina de Salud Mental, responsable de proporcionar servicios a los reclusos en las cárceles estatales, tenía una tasa de vacantes total del 40%, de los cuales la mayoría eran terapeutas de salud mental y conductual “.

Los Costos de la Negligencia de la Salud Mental de los Reclusos

Los costos de descuidar la salud mental de los reclusos de Nuevo México son muchos. En primer lugar, es inhumano y primitivo encerrar a las personas con enfermedades mentales sin tener en cuenta

sus enfermedades o su tratamiento. Además de la inhumanidad, la profunda escasez de personal médico generalizado es casi por definición negligencia médica. Esto es quizás más pronunciado en el caso de confinamiento solitario (o segregación, como suelen llamarle aquellas personas que trivializan la inhumanidad de esta práctica). Afortunadamente, este problema ha sido abordado en parte por la reciente legislación firmada por el gobernador Lujan Grisham.

En segundo lugar, y relacionado con el primero, se supone que el propósito del castigo penal en Nuevo México es la rehabilitación. En Nuevo México, el encarcelamiento es cualquier cosa menos rehabilitador. El problema es particularmente pronunciado entre los internos con enfermedades mentales. Muchos reclusos están en prisión principalmente debido a sus enfermedades mentales. En lugar de abordar esta realidad, las cárceles de Nuevo México amplifican la enfermedad mental a través del descuido médico grave de los reclusos con enfermedades mentales.

Digamos finalmente, pero hay muchos otros costos que requerirían un tratado para poder abordar, hay costos para los contribuyentes. ¿Cuál es el costo de llevar a una persona con enfermedad mental y empeorar la enfermedad de manera exponencial? ¿Cuál es el costo para el recluso? ¿Cuál es el costo para las familias? ¿Cuál es el costo para las comunidades a las que los reclusos regresan casi invariablemente? ¿Cuáles son los costos para los contribuyentes de Nuevo México para dirigirse a estas personas en salas de emergencia, arrestos, encarcelamientos y tratamientos futuros para reparar el daño que se les hizo mientras estaban en prisión?

Las respuestas a estas preguntas son bastante aparentes y si no se reforman las prisiones, existe el costo de las demandas judiciales, los pagos de cualquiera de los cuales podrían cubrir completamente los costos de la falta de personal. Sin embargo, el ciclo aún continúa.

Original English Version:

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!