Missing the statute of limitations in a medical malpractice lawsuit will bar your claim with few exceptions. Fraudulent concealment is one of those exceptions.

What is Fraudulent Concealment?

Fraudulent concealment is the concealment of wrongdoing or negligence by a defendant so that a victim of wrongdoing or negligence misses the statute of limitations. Medical malpractice is an area where fraudulent concealment is more commonly found. Fraudulent concealment in the case of medical malpractice occurs when the medical provider (doctor, hospital, clinic…) prevents the patient from learning of the medical negligence and/or the injuries resulting from the medical negligence.

Fraudulent Concealment of Failure to Diagnose

There are as many forms of fraudulent concealment as there are fraudsters willing to lie to their patients to avoid responsibility for their negligence or incompetence. However, failure to diagnose an illness or injury is the most common.

In the case of fraudulent concealment of a failure to diagnose, a medical provider hides test results after the fact. The situation is most likely to occur in cases such as undiagnosed cancer or other slow-moving disease. In other words, the disease must move slowly enough that the patient is unaware and has no reason to be aware of the illness until the statute of limitations has passed.

A good example of this would be a missed cancer diagnosis where early radiology or other diagnostic testing indicated the presence of cancer. The patient is completely unaware of the cancer until symptoms begin to arise. Once symptoms begin to show, the patient returns to the medical provider. Unfortunately, at this point it may be too late to effectively treat the cancer. Recognizing the mistake, the medical provider then conceals the prior diagnostic studies from the patient in the hopes that the patient will not learn of the mistakes until the statute of limitations has run. All the while, the cancer continues to progress.

Statute of Limitations Tolled for Fraudulent Concealment

Due to the obvious injustice of allowing a defendant such as a medical provider to avoid responsibility for medical malpractice by fraud and deceit, the statute of limitations is tolled until such time that the patient learns of the medical malpractice. This means that the statute of limitations does not begin to run until the patient learns of the malpractice.

In short, the patient will have 2 years for governmental medical providers and 3 years for private medical providers from the date of discovery of the negligence to file suit.

Discovery Rule v. Fraudulent Concealment

The medical malpractice “discovery rule” in New Mexico accomplishes much the same purpose as the doctrine of fraudulent concealment. The discovery rule states that the statute of limitations does not begin to run until the patient knew or should have known of the medical malpractice. One might ask then why is the doctrine of fraudulent concealment even necessary?

The rule of fraudulent concealment is necessary because of the ridiculously misguided New Mexico Medical Malpractice Act. Under the Medical Malpractice Act, medial providers are provided many protections including protection from the discovery rule by simple virtue of enlisting in an approved medical malpractice insurance plan which then qualifies them as “qualified healthcare provider”. The name “qualified healthcare provider” means simply that the provider has the required insurance. It most certainly does not suggest competence.

In short, so-called qualified healthcare providers escape responsibility for their negligence when the patient does not learn of the negligence until after the 3-year statute of limitations. Again, this situation most commonly occurs with a failure to diagnose cancer but can occur with other slow progressing diseases as well. Unfortunately, there is nothing that can be done in a case of late discovery of the negligence of a qualified healthcare provider unless the medical provider fraudulently concealed the errors.

Fraudulent Concealment Doctrine Does Not Apply When Negligence Discovered Prior to Statute of Limitations

In order to get the benefit of the doctrine of fraudulent concealment, the patient must learn of the negligence after the statute of limitations has run. There are cases where the fraudulent concealment is discovered very late into the statute of limitations. Unfortunately, the cases indicate that it doesn’t matter if little time is left to file a lawsuit under the statute of limitations. If the negligence is discovered within the statute of limitations, the lawsuit must be filed within the statute of limitations.

Seek Legal Guidance Immediately Upon Learning of Medical Malpractice

Medical malpractice cases are always difficult and challenging even without complications such as fraud. It is important to seek the guidance of an experienced medical malpractice attorney as soon as you learn of medical malpractice.

If you or a loved one has been seriously harmed by medical malpractice, Collins & Collins, P.C. is happy to review your case free of charge. There are no attorney fees unless we are successful in getting compensation for your injuries. You can contact us by phone at 505.242.5958 or online using the form on this page.

One of the most pernicious and fastest-growing public health problems in the United States today is Hepatitis C, a viral infection that may be carried by people for years without the carrier being aware. New Mexico has one of the highest rates of Hepatitis C infection in the United States and the problem only promises to worsen. By every measure, it has become an epidemic.

A National Epidemic

Currently, there are over 3,000,000 people with chronic Hepatitis C in the United States. There are many more people who have contracted the virus but who are unaware that they are carriers. Each year, more than 17,000 people contract the virus according to the Department of Health and Human Services (HHS)[1]. According to the Centers for Disease Control (CDC) more people die each year from Hepatitis C than any other infectious Disease. Large numbers of those infected are from the so-called “Baby-Boomers” generation-people born between 1945-1965-who were unknowingly infected through transfusions given during medical procedures after WWII.

Many people walk around for years completely unaware that they are infected with the virus, transmitting it to their domestic partners. Aside from sexual transmission, large numbers of those who engage in intravenous drug use are also infected through the use of shared syringes. They also go on to infect their partners. By every measure, Hepatitis C represents a large-scale public health threat. The Centers for Disease Control (CDC) provides an overview of Hepatitis C including more detailed statistical information for those who would like additional information.

Can the Infection Be Treated and Cured?

Prior to 2013, treatments such as Interferon which utilized radio-isotopes similar to chemotherapy for cancer patients, were prohibitively expensive, lengthy, painful and offered rendered those being treated incapable of doing much during the course of their treatment regimes. Often, these treatments lasted as long as a full year and were not always effective. In 2013, with the advent of the first anti-viral drugs were developed and hit the market. However, these new drugs were prohibitively expensive, and many insurers balked at payment for treatment. The cost of these new drugs has been reduced, incrementally, with each successive year. One of the most popular and effective drugs, Harvoni, once cost well over one hundred thousand dollars per patient but now costs twenty-thousand or less and continues to decrease in price

Hepatitis C (HCV) in the State of New Mexico

In a report issued in 2016 by the New Mexico Department of Health (NMDOH) there were 45,000 people living with chronic Hepatitis C. Of these, approximately 11,250 will develop cirrhosis and 2,250 will develop liver cancer. Roughly have of those with chronic HCV are unaware that they are carrying the viral infection.

The report goes on to estimate that 27,000 to 67,500 people in New Mexico are HCV antibody positive and 23,000 to 55,000 are currently infected. Again, thousands of people are carriers but are unaware that they have been infected. Unknowingly, they in turn infect their partners and the numbers increase yearly as a result.

Geographically within the State, the rates of infection vary considerably with Northern and Western counties having the highest concentrations of infected people. This geographic dispersion poses another set of problems, the availability of specialists and access to treatment.

“New Mexico is a geographically large, population dense state. The majority of specialists who have the skills and capacity to treat hepatitis C practice in the Albuquerque metropolitan area. Thirty-two of New Mexico’s thirty-three counties are defined as medically underserved. The lack of physicians trained to manage and treat HCV is particularly significant in rural areas. For those who are referred to specialists, waits for appointments may take months.”

In addition to the geographic barriers that have historically limited people’s access to treatment in our state additional barriers have been presented by insurance covering costs. In the case of coverage for treatment costs by Medicare and Medicaid whose provisions for the coverage of treatment contradicted public policy, some relief was granted on November 15, 2015 when the “Centers for Medicare and Medicaid Services (CMS) recognized that restrictions on HCV treatment in place among State Medicaid programs around the country were illegal”. They subsequently issued guidance to states on coverage for HCV treatment.

New Mexico implemented changes to its HCV treatment policy on December 1, 2015. In addition to changes to the State’s Medicaid provisions, there has been a concerted effort to expand testing and treatment. In 2016, New Mexico fielded its Statewide Comprehensive Plan.

Community Efforts to Address the Hepatitis C Epidemic

The aforementioned plan “Hepatitis C Virus (HCV) in New Mexico: Comprehensive Statewide Plan and Profile of the Epidemic” provides a very detailed plan of action for the address of the problem in our communities. The mission statement of the plan and participating members is as follows:

“New Mexico will prioritize the prevention, testing and treatment of infection with hepatitis C virus (HCV) in order to reduce the number of new infections, as well as, cure the infection in those currently living with HCV, thereby reducing the negative health impacts of this disease.”

A very important component within the State’s Plan has been Project ECHO. Project ECHO began in New Mexico in 2003 out of the University of New Mexico Health Services Department and it has sought to expand testing, treatment and education efforts throughout the state. Its success has been widely noted.

Hepatitis C in New Mexico’s Prison System

According to multiple sources, the number of inmates within New Mexico’s eleven State Correctional Facilities infected with HCV exceeds 40%, over 3,000 people. Of the 3,000 diagnosed with HCV in the system only 46 received any kind of treatment.

As aforementioned, the cost of antiviral drugs are now considerably cheaper. Nevertheless, in 2019 the New Mexico Corrections Department and its medical contractors only managed to treat 90 inmates, in spite of considerable fiscal outlays. It remains baffling as to just how few people have received treatment.

If you know someone who is incarcerated in New Mexico and who has been diagnosed with Hepatitis C but who has not been treated you should contact Collins & Collins, P.C. If this viral infection is allowed to progress to such point as he or she has developed cirrhosis-liver disease or liver cancer (Hepatocellular Carcinoma) you should seek an experienced and practiced attorney who will be able to properly evaluate the case.

Pregunta: ¿Los guardias correccionales y el personal del Departamento Correccional de Nuevo México (NMCD, por sus siglas en inglés) tienen posibles reclamos legales por falta de preparación y respuesta al COVID-19/Coronavirus?

Respuesta: Quizás, pero depende de si las medidas fueron tomadas por el NMCD y su proveedor médico.

Resumen: Los guardias y el personal no podrán demandar al NMCD o al Estado de Nuevo México debido a la muy hostil Ley de Compensación para Trabajadores de Nuevo México. Pero pueden tener reclamos contra el contratista médico, Wexford Health Sources, Inc. (Wexford) según los términos del contrato celebrado entre el NMCD y Wexford en Octubre del 2019, CONTRATO DE SERVICIOS PROFESIONALES # 20-770-1200-0043. Los deberes contractuales de Wexford para la prevención y el control de enfermedades infecciosas se establecen a continuación.

La Completa Falta de Preparación y Respuesta del NMCD al COVID-19

No hay duda de que el NMCD no se preparó por completo para el COVID-19 a pesar de que estaba claro que llegaría durante meses antes de que tomaran ninguna medida. Esto es de acuerdo con su propia página web COVID-19 que dice: “El 30 de enero de 2020, el Comité de Emergencias del Reglamento Sanitario Internacional de la Organización Mundial de la Salud declaró el brote como una “emergencia de salud pública de importancia internacional” (PHEIC). El 31 de Enero del 2020, el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex M. Azar II, declaró una emergencia de salud pública (PHE) para los Estados Unidos para ayudar a la comunidad de atención médica de la nación en respuesta al COVID-19 “.

El NMCD Sigue Sin Tomar Medidas Suficientes

Nuestra propia investigación de la respuesta del NMCD al COVID-19 ha encontrado que el NMCD sigue sin estar preparado y ha tomado muy pocas acciones significativas. Collins y Collins, P.C. ha abordado la falta de respuesta a través de una pila de Avisos de Reclamos de Agravio que se envían al NMCD y, sin duda, más por venir. Nuestros Avisos de Reclamos por Agravios son muy específicos sobre las acciones que aún no se han tomado mientras COVID-19 arrasa la nación. No necesitamos abordarlos ahora.

Aunque hemos escrito estos Avisos de Reclamos por Agravios en nombre de nuestros clientes, cada uno aborda específicamente los riesgos para los guardias y el personal, junto con sus familias y comunidades cuando regresan a casa todos los días. Suponiendo que el COVID-19 se desarrolle en todo el país y en las prisiones, específicamente como lo esperan muchos expertos médicos y científicos, los guardias y el personal se verán afectados, al igual que sus familias y comunidades, tal como sugirieron nuestros Avisos de Reclamos por Agravio.

¿Tienen Los Guardias y el Personal Reclamos por Fallas de COVID-19?

Nuevamente, asumiendo que COVID-19 se desarrolle como se esperaba, muchos guardias y personal se preguntarán si tienen algún derecho legal como resultado de la negligencia grave del NMCD y su proveedor médico para prepararse o responder a COVID-19. Para llegar a esa respuesta, la atención debe centrarse en el contratista médico en lugar de NMCD. Los guardias y el personal estarán limitados por ley a reclamos de compensación de trabajadores contra NMCD sin importar cuán gravemente sufran. Sin embargo, este no es el caso con respecto al proveedor médico.

El CONTRATO DE SERVICIOS PROFESIONALES (PSC) determinará los derechos de los guardias y el personal para presentar reclamos contra Wexford.

El Deber de Wexford Hacia los Guardias y el Personal del NMCD

La mayoría de los guardias y el personal probablemente tienen poco o ningún conocimiento del contrato entre Wexford y el NMCD. Creo que les sorprenderá saber que Wexford tiene obligaciones de salud contractuales con los guardias y el personal. El contrato, el PSC establece:

“Se espera que el contratista proporcione servicios de atención médica ocupacional generales y ordinarios para los empleados del NMCD que trabajan en las prisiones”.

Obligación Contractual de Wexford para Enfermedades Infecciosas

Cualquier guardia o miembro del personal querrá saber si Wexford cumplió con las obligaciones contractuales establecidas a continuación. Afortunadamente para los guardias y el personal, a diferencia de los presos, tienen conocimientos de primera mano que no se descartarán debido a su estado. Los guardias y el personal deben poder leer los términos contractuales a continuación y saber si Wexford incumplió o no sus obligaciones. Y a diferencia de los reclusos, los guardias y el personal, si aún no conocen las respuestas, pueden obtener esas respuestas con bastante facilidad hablando con otros empleados y personal, mientras que los reclusos deben luchar por cada trozo de papel que les lleva meses e incluso años para obtener la misma información a través de un litigio.

El siguiente lenguaje es directamente del CONTRATO DE SERVICIOS PROFESIONALES # 20-770-1200-0043, sección de Enfermedades Infecciosas. Solo lo que veo que es relevante se establece, ya que la sección de Enfermedades Infecciosas es bastante extensa con muchas disposiciones que no se aplican al Coronavirus. Léalo detenidamente y decida usted mismo si Wexford incumplió sus obligaciones con respecto a la prevención y el control de enfermedades infecciosas:

“El contratista implementará un programa de prevención y control de infecciones, que incluye la vigilancia concurrente de pacientes y personal, servicios preventivos, tratamiento y notificación de enfermedades infecciosas y capacitación del personal de acuerdo con las leyes locales y estatales. El programa deberá cumplir con las pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), las regulaciones de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés), las regulaciones de NMDOH y los requisitos de informes y las políticas y procedimientos del NMCD.

El contratista establecerá un programa eficaz de enfermedades infecciosas que satisfará las necesidades de los pacientes con VIH, tuberculosis, hepatitis crónica y otras enfermedades infecciosas, de acuerdo con las pautas basadas en la evidencia y las recomendaciones de organizaciones expertas (por ejemplo, CDC, ACIP, IDSA, SHEA). Estos programas deben ser consistentes con los programas, procedimientos y protocolos específicos del NMCD para el VIH, la tuberculosis y la hepatitis, o los protocolos establecidos por acuerdo con otros expertos (por ejemplo, el Proyecto ECHO).

El contratista deberá realizar cualquier investigación que el NMCD considere necesaria para prevenir la propagación y/o ubicación de una fuente de un proceso infeccioso.

El contratista proporcionará presentaciones educativas en servicio relacionadas con el control de infecciones al personal del contratista, la población de reclusos y el personal de seguridad de NMCD.

El contratista deberá contar con un plan para responder a cualquier posible brote de enfermedades infecciosas, como Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA), norovirus, influenza, hepatitis A, varicela, sarampión, tos ferina y otras enfermedades transmisibles comunes. Cualquier sospecha de brote debe informarse de inmediato al NMCD, HSA y NMDOH según lo exigen los requisitos de informes estatales.

El contratista establecerá un programa mensual de control de infecciones en cada instalación que incluya a la enfermera de control de infecciones, el director médico, el administrador de servicios de salud, el director de enfermería, el dentista o asistente dental y representantes de NMDOH, según sea necesario.

El contratista es responsable del programa de control de infecciones en cada instalación. La responsabilidad del programa de control de infecciones será coordinada por una enfermera de control de infecciones en cada instalación que completará y enviará todos los informes de enfermedades transmisibles requeridos por NMDOH, mantendrá las estadísticas requeridas por NMCD y generará el informe mensual de seguridad y saneamiento de la unidad médica.

El contratista deberá administrar un programa de control de patógenos transmitidos por la sangre que incluya:

• Los métodos adecuados de manipulación, almacenamiento y eliminación de desechos biopeligrosos, incluidos objetos punzantes, agujas, jeringas y otros materiales utilizados en el tratamiento de los reclusos.

• La provisión de la vacuna contra la hepatitis B a todos los empleados nuevos que no puedan demostrar inmunidad previa dentro de los 10 días hábiles de haber sido asignados a un trabajo con contacto directo con los reclusos.

• El contratista pagará las vacunas contra la hepatitis B para el personal de NMCD que de otra manera no pueda demostrar inmunidad previa.

• La provisión de equipos y dispositivos de protección personal necesarios para la atención del paciente.

El contratista se asegurará de que todos los equipos e instrumentos médicos, dentales y de laboratorio estén debidamente descontaminados.

El contratista es responsable de la evaluación de autorización médica previa a la asignación requerida para los manipuladores de alimentos por la política del NMCD.

El personal del contratista participará en las inspecciones de seguridad y saneamiento requeridas por las normas AC A y la política del NMCD de acuerdo con el procedimiento y el cronograma establecidos en la instalación.

La HSA del centro verificará que la unidad médica esté limpia e higiénica, y se tomarán medidas para garantizar que la unidad médica sea segura desde el punto de vista laboral y ambiental “.

Contacte un Abogado

Collins y Collins, P.C. representa a muchos reclusos en reclamos contra el NMCD y su proveedor médico anterior. Aunque todavía no hemos tenido la oportunidad de ayudar a los guardias y al personal del NMCD, nuestra opinión siempre ha sido que los guardias y el personal están en la misma posición que los presos en términos de los peligros que enfrentan mientras se encuentran en las instalaciones del NMCD. COVID-19 realmente trae este hecho a casa. Los guardias y el personal deben estar protegidos por el NMCD. Podría decirse que Wexford tiene el deber de protegerlos del Coronavirus, en lo que pueden haber fallado o no. Hay mucha prensa en este momento, alguna generada por nuestra firma, sobre la seguridad de los internos. Los guardias y el personal no deben perderse en esta discusión. Tienen los mismos derechos a la salud y la seguridad que todos nosotros. Es un derecho humano básico que se aplica tanto a los guardias como al personal y los presos.

Original English Version

Pregunta: ¿El Departamento de Correcciones de Nuevo México (NMCD, por sus siglas en inglés) ha tomado las precauciones adecuadas para protegerse contra la propagación del coronavirus en las prisiones?

Respuesta: Por supuesto que no. Esa fue una pregunta puramente retórica. Nunca se puede contar con que el NMCD hará lo correcto ni la gente de Nuevo México puede esperar ni siquiera un nivel nominal de competencia en el ddNMCD.

¿Por qué importa eso? Los guardias están igualmente sujetos al coronavirus y la falta de precauciones los ha puesto a ellos y a sus comunidades en riesgo cuando abandonan las instalaciones del NMCD.

Negligencia Médica Grave, Incompetencia e Indiferencia en el NMCD

La atención médica dentro del NMCD es tremendamente inadecuada en el mejor de los casos. Collins y Collins, P.C. ha presentado numerosas demandas contra el  NMCD y sus proveedores médicos mucho antes del Coronavirus. Estas demandas describen niveles graves de negligencia médica, incompetencia e indiferencia incluso ante las necesidades médicas críticas de los reclusos. Muchos de los casos involucran a reclusos que pidieron durante semanas o meses atención médica mientras las infecciones se propagaban por sus espinas. Algunos salieron de las instalaciones en coma, algunos llegaron a urgencias con osteomielitis, sepsis, algunos no sobrevivieron. Sin embargo, nada parece haber cambiado en NMCD a pesar de las numerosas demandas presentadas o de los muchos casos similares que no se comunicaron o no se comunicaron con Collins & Collins, P.C.

Un tema particularmente preocupante es la falta de atención básica para enfermedades crónicas como la diabetes que, por cierto, es un factor de riesgo significativo para el coronavirus. Collins y Collins, P.C. ha presentado una demanda sobre esto hasta ahora. Estaremos presentando muchos más. Todos estos surgieron mucho antes del Coronavirus. Hay muchos más de los que no hemos tenido noticias. Esta es una crisis en toda regla ahora con estos reclusos en grave riesgo de muerte debido a que el NMCD no ha tomado ninguna precaución hasta el momento y la ventana se ha cerrado.

El NMCD No Ha Tomado Precauciones Anticipadas para la Contención del Coronavirus

El abogado Parrish Collins en Collins & Collins, P.C. visitó el Centro Correccional de Nuevo México central hace una semana. En ese momento, un guardia le dijo que la CNMCF no estaba haciendo nada para prevenir la propagación en las instalaciones. Al visitar la Unidad de Cuidados a Largo Plazo, el lamentable intento del NMCD en una instalación hospitalaria, esto fue confirmado. Hasta la fecha, parece que no se han tomado medidas significativas para detener la propagación del coronavirus en las cárceles o las comunidades en las que residen.

El Personal Penitenciario y los Guardias Corren Alto Riesgo, Al Igual que sus Familias y Comunidades

Collins y Collins, P.C. se enteró hace 3 días, el viernes 13 de marzo del 2020, que ni el personal ni los guardias se sometieron a ninguna prueba antes de ingresar o salir de las instalaciones. Esto pone en riesgo a los presos. Pone en riesgo a los guardias, sus familias y sus comunidades. Dada la total indiferencia ante la gravedad del Coronavirus, se puede esperar que el Coronavirus atraviese las instalaciones del NMCD. Aparte de la inhumanidad de simplemente ignorar el grave riesgo para la vida de los reclusos, la propagación se extenderá a las comunidades.

La Gente de Nuevo México No Puede Confiar en el NMCD para Hacer lo Correcto

Esto puede tomarse como una regla general. El NMCD rara vez o nunca se comporta de manera responsable y humana. La atención médica, incluida la medicina preventiva, como la contención de un virus, es manifiestamente inadecuada, incompetente e inhumana. En la mayoría de las situaciones, esto no afecta a la comunidad. Esta situación es muy diferente. El gobernador Lujan Grisham debe intervenir para proteger a los reclusos, al personal de la prisión y a la comunidad en general. No se puede confiar en que el NMCD actúe de manera responsable. Incluso si estuvieran dispuestos, lo cual no es así, son incompetentes, y la gente de Nuevo México no debería verse obligada a depender del NMCD para contener el virus dentro de sus muros ni más allá de las puertas, ya que el personal y los guardias de la prisión se mueven libremente entre las cárceles. y sus comunidades.

Collins y Collins, P.C. ha puesto al NMCD y la oficina del gobernador al tanto del asombroso fracaso del NMCD a la hora de tomar medidas para minimizar la propagación del coronavirus. Debe hacer lo mismo especialmente si usted o un ser querido trabaja en el NMCD o vive en una comunidad donde hay una instalación del NMCD.

Original English Version

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) encontraron que tan solo en 2017, 5977 peatones murieron en accidentes de tránsito y otros 137,000 fueron tratados en salas de emergencia. Los peatones tienen muchas más probabilidades de morir en un accidente automovilístico que cualquier persona en el vehículo. El riesgo es mayor entre los ancianos y los niños.

Hay varios factores que contribuyen a los accidentes de cruces peatonales. La mayoría de las veces, hay más de una cosa que contribuyó al accidente. El conductor o el peatón podrían estar distraídos. Esto se ha convertido en un factor común que contribuye a los accidentes automovilísticos de peatones debido a teléfonos móviles, auriculares, etc. Además, el conductor o el peatón podrían verse afectados. El conductor podría estar conduciendo de manera negligente o imprudente, acelerando, sin obedecer las señales de tráfico o conduciendo en general como un idiota. Lo mismo puede decirse de los peatones. De hecho, existen innumerables escenarios de cómo puede ocurrir tal accidente.

Determinación de Responsabilidad y Obligación

Sea cual sea la forma en que ocurrió el accidente, llegar al fondo de la causa del accidente es solo el primer paso. El segundo paso, relacionado e igualmente importante, es determinar quién es el responsable del accidente. Puede ser que un tercero que no sea el conductor o el peatón sea responsable o al menos en parte responsable. Todas las partes responsables del accidente compartirán tanto la responsabilidad como la obligación financiera por las lesiones causadas al peatón.

Cruces Peatonales Ubicados, Construidos o Mantenidos de Forma Peligrosa

En muchos casos, como se puede ver ahora con el Tránsito Rápido de Albuquerque (ART, por sus siglas en inglés), los cruces peatonales en sí son peligrosos. Hay muchos ejemplos en Nuevo México de cruces peatonales peligrosos. La mayoría de la gente se ha encontrado con al menos uno. Por ejemplo, los peligros pueden surgir al obligar a los peatones a caminar en intersecciones concurridas con puntos ciegos tanto para los conductores como para los peatones. Esto, de hecho, no es demasiado raro. Es posible que otros cruces peatonales estén mal construidos. Otros pueden estar ubicados en un lugar donde un cruce peatonal simplemente no pertenece debido a los peligros del tráfico. Otros pueden obligar a los peatones a cruzar calles concurridas hasta el medio de la carretera para tomar su autobús. Eso es ART de nuevo. Finalmente, el cruce peatonal puede ser mantenido con negligencia. Por ejemplo, las luces, las advertencias y los letreros pueden estar apagados o no funcionar, lo que genera un riesgo para los peatones.

Mantenimiento y Construcción

La negligencia en la construcción y mantenimiento de pasos peatonales (aceras, puentes de carreteras…) es motivo adecuado para demandar a una entidad gubernamental. El diseño, por otro lado, no lo es. En el caso de cruces peatonales mal construidos o mantenidos en los que caería todo lo anterior, es necesario determinar quién es responsable de la construcción y mantenimiento del cruce peatonal. En el caso de ART, el culpable está en el nombre. Otras veces, puede ser más difícil. La responsabilidad dependerá de quién tenga autoridad y control sobre el paso de peatones. Puede ser la ciudad, el condado, el estado o incluso un propietario privado. Incluso podría ser el contratista que construyó el paso de peatones si la construcción está defectuosa.

No hay Reclamaciones por Defectos de Diseño

A diferencia de los reclamos contra entidades privadas o individuos, las entidades gubernamentales bajo la Ley de Reclamaciones por Agravios de Nuevo México están protegidas de demandas relacionadas con el diseño de caminos y aceras que incluirían cruces peatonales. La línea entre diseño y construcción puede volverse un poco borrosa. La ubicación de un paso de peatones en un área peligrosa no es un diseño. Es simplemente una planificación sencilla y está sujeta a una demanda. El diseño del paso de peatones puede incluir diseño artístico o arquitectónico. Volviendo a ART, hay un poco de ambos: diseños absurdos y colocación de cruces peatonales absurdos. Por ejemplo, poner una parada de autobús en medio de una carretera muy transitada, obligando a los peatones a cruzar esa calle en un cruce peatonal para llegar a la parada de autobús es sin duda es cuestión de construcción, mientras que el destello artístico innecesario del cruce peatonal que de otro modo sería peligroso es cuestión de diseño.

Es Específico de Hechos

Como en todos los casos de lesiones personales, incluidos los accidentes peatonales/automovilísticos, estos casos son muy específicos de los hechos. Es necesario investigar el cruce peatonal en sí a fondo para determinar si se hizo algo incorrecto en la ubicación, construcción o mantenimiento del cruce peatonal. Por otra parte, se debe determinar quiénes son todos los responsables de las peligrosas condiciones del cruce peatonal. No es ciencia espacial, pero se recomienda la ayuda de un abogado con experiencia en accidentes automovilísticos. Esto se debe a que la investigación y determinación de la responsabilidad es realmente la parte fácil. La parte difícil viene luego al lidiar con la ciudad, condado, estado, dueño de propiedad, conductor y todas sus respectivas compañías de seguros y abogados. Nuevamente, eso no es ciencia espacial, pero es algo complicado y puede ser extremadamente frustrante para cualquiera que intente hacer esto por su cuenta.

Original English Version

Pregunta: ¿Los proveedores médicos que trabajan en las instalaciones correccionales del Departamento Correccional de Nuevo México (NMCD) tienen posibles reclamos legales por falta de preparación y respuesta al COVID-19?

Respuesta: Es posible, pero serían muy difíciles con una serie de desafíos.

Resumen: El personal médico, que generalmente trabaja bajo contrato con una empresa externa, se enfrenta a algunos desafíos relacionados: 1) la Ley de Compensación para Trabajadores de Nuevo México, 2) su empleador es el proveedor médico que debería haber respondido y debería seguir respondiendo a COVID-19, 3) gran cantidad de demandantes potenciales.

Respuesta Fallida de NMCD a COVID-19

Como he escrito en publicaciones anteriores, el NMCD falló y sigue sin tomar las medidas adecuadas para proteger a los reclusos y al personal penitenciario del COVID-19, incluidos los proveedores médicos que trabajan en las prisiones para el contratista médico Wexford. Sin embargo, Wexford tiene obligaciones contractuales para planificar y responder adecuadamente a los brotes de enfermedades infecciosas en las instalaciones del NMCD. COVID-19 es definitivamente una enfermedad infecciosa que estaría incluida en esos deberes contractuales. Las muchas fallas tanto del NMCD como de Wexford se describieron en las publicaciones anteriores y no se repetirán aquí:

Guardias y personal del NMCD: Reclamos legales por falta de preparación y respuesta al COVID-19

Departamento de Correcciones de Nuevo México No Apto para Manejar la Crisis de COVID-19

Absoluta Indiferencia e Incompetencia en el NMCD Pone en Peligro a los Nuevos Mexicanos

Las fallas para proteger a los reclusos y al personal del NMCD discutidas en estos artículos anteriores se aplican igualmente al personal médico, por lo que no se contarán aquí.

Desafíos a las Demandas de COVID-19 para Contratistas Médicos

El personal médico de Wexford enfrenta múltiples desafíos que podrían intentar entablar demandas por lesiones y daños por falta de preparación para el COVID-19 en las prisiones.

Ley de Compensación para Trabajadores de Nuevo México

En primer lugar, el personal médico no podrá demandar a Wexford, quien posiblemente tiene la responsabilidad principal sobre los brotes de enfermedades infecciosas en las cárceles. Esto se debe a la Ley de Compensación para Trabajadores de Nuevo México que limita drásticamente los derechos de los empleados de Nuevo México de demandar a sus empleadores, sin importar cuán atroz y negligente sea el empleador. De hecho, la negligencia grave no es suficiente. Se requiere imprudencia y los tribunales de Nuevo México han determinado que esto básicamente requiere que el empleador envíe a un empleado a un gran daño físico o muerte según Delgado v. Phelps Dodge, lo que se conoce como el estándar Delgado. Es muy poco probable que un tribunal considere que la respuesta fallida al COVID-19 cumpla con el estándar de Delgado.

La Responsabilidad de NMCD Podría estar Limitada por Contrato

El contrato entre Wexford y el NMCD, CONTRATO DE SERVICIOS PROFESIONALES # 20-770-1200-0043 ejecutado por Wexford y NMCD en octubre de 2019, coloca la responsabilidad del control de enfermedades infecciosas en Wexford como se describe en la publicación mencionada anteriormente. De hecho, el sentido común sugeriría que el control de las enfermedades infecciosas entra dentro de las responsabilidades médicas. Aunque el NMCD ha sido muy negligente en su preparación y respuesta de COVID-19, apuntará a Wexford. Los reclamos son posibles, pero serían extremadamente difíciles y costosos de realizar.

Una Montaña de Reclamaciones de COVID-19 en Contra de NMCD y Wexford

Es probable que haya todo tipo de reclamos diferentes contra el NMCD y Wexford relacionados con la preparación y respuesta por negligencia grave al COVID-19. Esto no excluye necesariamente los casos individuales. Sin embargo, debido a que las reclamaciones legales y las demandas relacionadas serán tan difíciles y costosas de llevar a cabo, es probable que deban presentarse como una demanda colectiva. El desafío aquí es encontrar abogados dispuestos a asumir una tarea tan enorme con lo que al final podría ser una propuesta perdida.

Posibilidad de Legislación que Prohíba Demandas Relacionadas con COVID-19

COVID-19 es una pandemia. Realmente está más allá del control de la sociedad, los científicos y la comunidad médica. El único control es sobre la tasa de aumento del brote, aplanando la curva como dicen. El aplanamiento de la curva no es tanto una función de prevenir la propagación sino de ralentizar la propagación para evitar abrumar al sistema de atención médica. El gobernador Lujan Grisham tomó medidas relativamente tempranas para responder al COVID-19. Desafortunadamente, el NMCD ha drogado sus pies en cada paso del camino, como generalmente lo hacen con todo lo relacionado con la salud y el bienestar de los reclusos. La poca acción que han tomado el NMCD y Wexford, a pesar de un milagro médico, es demasiado pequeña y demasiado tarde. En este caso, el NMCD y Wexford han puesto en peligro a muchos más que a los presos, han puesto en peligro a sus propios empleados y personal. El único recurso del personal médico puede ser buscar reformas para evitar situaciones futuras como la actual. Curiosamente, esta es una rara ocasión en la que los intereses de todos en las prisiones están obviamente alineados, incluidos los presos, los guardias, el personal y el personal médico. Personalmente, siempre he sentido desde que comencé a trabajar para los reclusos, los intereses siempre han estado algo alineados. Todos viven en la misma casa….

Protéjase y Busque Representación Legal

Como puede verse incluso desde una vista superficial de las noticias, el personal médico de todo el mundo tiene que descubrir cómo protegerse. Los desafíos se amplifican enormemente en las cárceles debido a las condiciones de las cárceles que hacen imposible mantener el distanciamiento social. El hecho de que el NMCD no proporcione a los reclusos los productos de limpieza adecuados hace que las otras precauciones sean imposibles de seguir por los reclusos. Dado que el personal médico está en el mismo experimento en placa de Petri con los prisioneros, es casi seguro que ellos también estarán expuestos y sufrirán las consecuencias.

El mejor recurso por ahora es buscar ayuda para obtener el equipo de protección, el equipo de protección personal y otros suministros para protegerse adecuadamente. Esto puede requerir de la participación de un abogado. Y podría lograrse mejor como grupo, de modo que ningún individuo asuma solo los costos legales. Aunque Collins y Collins, P.C. simpatiza enormemente con el personal médico y el personal del NMCD, nuestra firma no podría asumir este desafío debido a los conflictos de intereses asociados con las muchas demandas por negligencia médica Collins & Collins, P.C. ha presentado una demanda contra el NMCD y sus proveedores médicos. Esperamos que haya abogados y firmas que asuman el desafío de proteger a los trabajadores de salud de las prisiones como lo hemos hecho con los presos. Desafortunadamente, no conocemos ninguno en este momento, por lo que el personal médico deberá buscar un asesor legal por sí mismo. Y con todo lo relacionado con las prisiones, la primera discusión probablemente será una posible represalia por alzar la voz. De hecho, la represalia en sí misma puede ser el único reclamo legal viable que tienen los trabajadores médicos y esos también son extremadamente desafiantes e inciertos.

Original English Version

Pregunta: ¿Pueden los reclusos demandar por lesiones que ocurren en las instalaciones del NMCD como resultado de la negligencia del NMCD y/o sus contratistas?

Respuesta: Sí, los reclusos tienen los mismos derechos que otros para presentar un reclamo por lesiones personales debido a la negligente operación y mantenimiento de las instalaciones del NMCD.

Ley de Reclamos de Responsabilidad Civil de Nuevo México

Las reclamaciones y demandas contra entidades gubernamentales en Nuevo México se rigen por la Ley de Reclamos de Responsabilidad Civil de Nuevo México. Esto incluye reclamos y demandas contra el Departamento Correccional de Nuevo México (NMCD, por sus siglas en inglés)

La Ley de Reclamos de Responsabilidad Civil proporciona inmunidad a las entidades gubernamentales, sus empleados y agentes. Solo se permite proceder con las reclamaciones que se encuentran dentro de excepciones muy limitadas a la inmunidad (exenciones de inmunidad). En ausencia de una exención de inmunidad, una persona perjudicada por el gobierno (local, condado o estado) no puede demandar a la entidad o actor gubernamental.

Inmunidad de Reclamos de Responsabilidad Civil

Collins y Collins, P.C. ha presentado numerosas demandas por negligencia médica contra el NMCD y sus contratistas. Hay una serie de exenciones de inmunidad que se aplican a la negligencia médica del NMCD y/o sus contratistas. Entre las exenciones que cubren la negligencia del NMCD está la exención para la “operación o mantenimiento de cualquier edificio, parque público, maquinaria, equipo o mobiliario” bajo NMSA § 41-4-6 (A) que dice:

“La inmunidad otorgada en conformidad con la Subsección A de la Sección 41-4-4 NMSA 1978 no se aplica a la responsabilidad por daños resultantes de lesiones corporales, muerte injusta o daños a la propiedad causados ​​por la negligencia de los empleados públicos mientras actúan dentro del alcance de sus obligaciones en la operación o mantenimiento de cualquier edificio, parque público, maquinaria, equipo o mobiliario “.

Ausencia de Inmunidad para la Operación y Mantenimiento de Edificios, Maquinaria, Equipo y Mobiliario

Esta misma exención bajo NMSA § 41-4-6 (A) cubre un amplio rango de negligencia y otras malas conductas que puedan ocurrir en el NMCD. El hecho de que puede aplicarse a negligencia médica ilustra este hecho. Para ser claros, NMSA § 41-4-6 (A) cubre una gran cantidad de terreno que incluiría una gran variedad de “accidentes” debido a la operación negligente y el mantenimiento de las instalaciones del NMCD.

Hay todo tipo de accidentes que suceden en las cárceles que provocan lesiones graves a los reclusos. Estos accidentes pueden ocurrir al igual que los accidentes en cualquier otro edificio como resultado de una operación negligente y mantenimiento por parte del propietario u operador. Según la ley general de lesiones personales/responsabilidad extracontractual, los reclamos que surgen como resultado de la operación negligente y/o el mantenimiento de edificios, maquinaria, equipo y mobiliario se clasifican en términos generales como reclamos de responsabilidad de locales.

Reclamos de Responsabilidad de Locales de Reclusos

Los reclusos tienen pocos derechos. Sin embargo, con respecto a los reclamos de responsabilidad de locales de reclusos contra el gobierno por accidentes que ocurrieron como resultado de la operación negligente y el mantenimiento de las instalaciones del NMCD, los derechos de los reclusos se tratan como cualquier otra persona que presente un reclamo de responsabilidad de los locales. Los tribunales de Nuevo México han dicho exactamente eso:

En ausencia de una clara intención legislativa de lo contrario, la disposición de la Ley Estatal de Reclamaciones de Daños que contempla la renuncia a la inmunidad cuando la lesión surgió de una condición insegura, peligrosa o defectuosa en propiedad  operada por el gobierno debido a una supuesta negligencia de los empleados públicos, no se interpretaría ni se aplicaría de manera más restrictiva basado únicamente en el estado del partido como interno de prisión. NMSA 1978, § 41-4-6.

Callaway v. New Mexico Dept. of Corrections, 1994, 117 N.M.637, 875 P.2d 393.

Los Reclusos Deben Presentar Quejas Antes de Presentar la Demanda

No se puede dejar de recalcar, si el NMCD o sus contratistas perjudican a un recluso de alguna manera, el recluso debe presentar quejas. El recluso no solo debe presentar la queja, sino que debe completar el proceso de queja. Esto significa seguir cuidadosamente las reglas y políticas del NMCD que rigen el proceso de quejas. Se le prohibirá a un interno presentar una demanda si el interno no ha cumplido con el proceso de queja.

Los reclusos y sus familias saben muy bien que es mucho más fácil decirlo que hacerlo. El NMCD obstruye rutinariamente el proceso de queja. Según los informes de muchos reclusos, el NMCD no responde a las quejas, pierde las quejas, extravía las quejas o simplemente las destruye.

Los presos deben estar preparados, como parecen estar, para la obstrucción e interferencia con las quejas de los presos. Sin embargo, aún deben intentarlo. Cuando llegue el momento, los abogados pueden resolver la obstrucción y la deshonestidad del NMCD cuando el NMCD niega que el recluso haya presentado una o más quejas.

Proteja el Derecho a Demandar: Contacte a un Abogado

Es importante proteger el derecho del recluso a demandar. Las reglas y políticas del NMCD con respecto a las quejas son confusas incluso para los abogados y aún más para los reclusos. La Ley de Reclamos de Responsabilidad Civil de Nuevo México puede ser igualmente confusa. Además de la complejidad de las leyes y políticas con respecto a las demandas de los reclusos, el NMCD hace todo lo posible para cerrar los reclamos de los reclusos en cada paso del camino. Es importante buscar orientación legal.

Original English Version

Términos de Libertad Condicional Orientados Hacia el Fracaso

Cuando se habla de la injusticia del sistema de justicia penal, uno de los primeros lugares a observar es la libertad condicional. La mayoría de los términos de la libertad condicional son discrecionales por parte del oficial de libertad condicional. Esto significa que el oficial de libertad condicional determina si usted tendrá libertad o no. Esto significa que un período de prueba está a la disposición de su oficial de libertad condicional. El capricho nunca es algo bueno, especialmente cuando está relacionado de alguna manera con el encarcelamiento. El resultado es que las cárceles de Nuevo México están llenas de prisioneros que fueron violados en libertad condicional por asuntos menores, técnicos y no penales.

Todas y cada una de las disposiciones pueden ser manipuladas y contorsionadas para que una persona vuelva a prisión si así lo desea el oficial de libertad condicional. Frecuentemente ese es el caso y los tribunales están dispuestos a complacer la petición.

A continuación, enumeraré cada término y comentaré sobre el posible abuso. Léalos como si usted estuviera en el período de prueba y no le agradara a su oficial de libertad condicional, correcta o incorrectamente. Léalo nuevamente y, de acuerdo con los tiempos, imagina que eres negro, Latino/Hispano o nativo americano y que tu oficial de libertad condicional es racista.

La aplicación abusiva e insensible de los términos técnicos de libertad condicional, mantiene ocupados a los tribunales, a los oficiales de libertad condicional empleados, a los innumerables grupos parasitarios, organizaciones y profesionales financiados y las cárceles llenas. Se trata de dinero y avaricia con cada peldaño del sistema rezando por los más vulnerables entre nosotros por su propia ventaja económica.

Términos de Supervisión de Libertad Condicional Estándar

A continuación, se encuentran los términos estándar de libertad condicional del sitio web de NMCD. Todos están sujetos a una aplicación abusiva, pero nos centraremos en los que tienen más probabilidades de obtener una libertad condicional bien intencionada en prisión:

  • Leyes estatales: no violaré ninguna de las leyes u ordenanzas del Estado de Nuevo México ni ninguna otra jurisdicción. No pondré en peligro a la persona o propiedad de otro.

¿Obedecer las leyes estatales? Eso parece razonable hasta que se mira el Código Penal de Nuevo México y se considera una legislatura republicana que hace no mucho tiempo quiso convertir en delito que un adolescente pareciera borracho. ¿Qué significa eso? ¿Es un crimen parecer borracho? Por supuesto que no, todos los adolescentes parecen borrachos la mitad del tiempo. ¿Es un delito parecer borracho si estás en libertad condicional? Tal vez lo sea si el oficial de libertad condicional concluye que estás borracho. ¿Y qué significa poner en peligro a una persona o propiedad de otra? Cualquier cosa que el oficial de libertad condicional pueda convencer a la corte que significa.

  • Informes: Informaré a mi Oficial de Libertad Condicional tantas veces como sea necesario y presentaré informes escritos completos y veraces según lo requiera mi Oficial de Libertad Condicional/Oficial Probatorio. Toda comunicación con mi Oficial de Libertad Condicional/Oficial Probatorio será veraz y precisa y responderé de inmediato a cualquier correspondencia o comunicación que pueda recibir de la Oficina de Libertad Condicional.

Faltar con el informe es una de las principales razones para regresar a prisión. No hace falta imaginación para ver cómo un funcionario de libertad condicional abusivo o racista podría abusar de esto.

  • Estado: Obtendré permiso de mi Oficial de Libertad Condicional/Oficial Probatorio antes de: a) Salir del condado donde estoy siendo supervisado y/o residiendo; b) Cambiar de trabajo; c) Cambiar de residencia; o d) Participar en cualquier contrato financiero o deuda importante.

Cambiar de trabajo puede significar que perder el trabajo no es demasiado difícil para un delincuente convicto.

  • Asociación: No me asociaré con ninguna persona identificada por mi oficial de libertad condicional/Oficial Probatorio como perjudicial para mi supervisión de libertad condicional, lo cual puede incluir personas con antecedentes penales, otras personas en libertad condicional, y víctimas o testigos de mi crimen o crímenes.

Esto deja mucho al capricho del oficial de libertad condicional para determinar, después de todo, quién o quién puede ser considerado “perjudicial” para la supervisión.

  • Nivel de supervisión: Seguiré todas las órdenes e instrucciones de mi oficial de libertad condicional/Oficial Probatorio, incluida la participación activa y la finalización exitosa de cualquier nivel de supervisión y/o programa de tratamiento, que puede incluir correcciones comunitarias, ISP, monitoreo electrónico u otro programa de supervisión/tratamiento, según lo considere apropiado el oficial de libertad condicional/Oficial Probatorio.

Agobio, agobio, agobio “según lo considere apropiado el Oficial de Libertad Condicional”. Dios, me pregunto cómo se podría abusar de esto. Visitas: Permitiré que cualquier Oficial de Libertad Condicional/Oficial Probatorio me visite en mi casa o lugar de trabajo en cualquier momento. Permitiré una

  • búsqueda sin orden judicial por parte del Oficial de mi persona, automóvil, residencia, propiedad y/o vivienda si tiene una causa razonable para creer que la búsqueda producirá evidencia de una violación de mis condiciones de libertad condicional.

Esto está claramente sujeto a abuso, básicamente dando a un Oficial Probatorio racista o maligno una licencia para hacer de la vida de una persona en libertad condicional un infierno.

  • Empleo: a menos que esté exento, haré todo lo posible para obtener y mantener un trabajo legítimo y cumplir con todas las obligaciones financieras que se me exigen, incluido el apoyo de mi familia. Cooperaré con mi Oficial de Libertad Condicional en cualquier esfuerzo para ayudarme a obtener empleo. Si pierdo mi trabajo por cualquier motivo, informaré este hecho a mi oficial de libertad condicional/Oficial Probatorio dentro de las 48 horas posteriores al cambio.

Drogas: no compraré, venderé, consumiré, poseeré ni distribuiré ninguna sustancia controlada, excepto las prescritas legalmente para mi uso por un médico certificado por el estado. También proporcionaré muestras de orina o de aliento para análisis de laboratorio a petición de la división de Libertad Condicional.

Una palabra: marihuana. La marihuana es la posición alternativa para cualquier Oficial Probatorio motivado y racista. La marihuana permanece en su sistema durante 30 días. A pesar de su uso medicinal científicamente establecido para muchos de los problemas de salud física y mental que enfrentan los que salen de prisión, las personas en libertad condicional no son elegibles para una licencia de cannabis medicinal.

  • Costos de libertad condicional: Pagaré los costos de libertad condicional según lo determine mi oficial de libertad condicional/Oficial Probatorio en la fecha designada cada mes al Departamento de Correcciones en forma de giro postal o cheque de caja.

Piensa en los deudores de la prisión. Esto es real y la gente llega a la cárcel y a la prisión todo el tiempo debido a la pobreza o la falta de recursos financieros.

Original English Version:

When talking about the injustice of the criminal justice system, one of the first places to look is the prisons. To address prisons, one way to approach is through probation and parole which seems more geared toward filling prison beds than rehabilitation. This is in fact no different than prisons themselves and the New Mexico criminal justice system on the whole.

However, probation/parole officers have enormous power over the freedom of probationers/parolees. Some might argue they have unfettered power. With this, there is simply no way to avoid abuses when that power is in the wrong hand.

The problem begins with the subjective terms of probation/parole which allow for discretionary enforcement, arbitrary enforcement and/or malignant enforcement of the terms. With discretionary or subjective terms of probation/parole, a probationer or parolee is at the whim of his or her supervising officer. Whim is never a good thing especially when it is in any way related to imprisonment.

Probation/Parole Subject to Abuse

A review of the standard terms of probation and parole will show that many of the terms are discretionary and subjective. In other words, a motivated probation or parole officer can find a reason to violate the person for even slight technical violations. A malignant officer could not only find reasons but generate reasons to violate a person’s probation or parole. In fact, there are a significant number of inmates in New Mexico prisons right now on minor technical violations. Due the discretionary nature of the terms of probation/parole, we as New Mexicans have idea or even any way of knowing whether reincarceration was fair and justified. We must simply take the word of the probation/parole officers. I frankly have a problem with that.

The system is not geared toward keeping inmates from returning. It is just the opposite. It is far too easy to send someone back to prison.

Discretion is no Basis for Justice

The standard terms include highly discretionary terms. The first regarding reporting to the probation or parole office is actually probably the most problematic of all stating:

Reporting: I will report to my Probation/Parole Officer as often as required and will submit completed and truthful written reports as required by my Probation/Parole Officer. All communication with my Probation/Parole Officer will be truthful and accurate and I will promptly reply to any correspondence or communication I may receive from the Probation Officer.

The next very problematic term which is subject to abuse relates to associations, friendships, even family members;

Association: I will not associate with any person identified by my Probation/Parole Officer as being detrimental to my Probation supervision, which may include persons having a criminal record, other probationers and parolees, and victims or witnesses of my crime or crimes.

The next is equally prone to abuse should a probation officer see it fit to abuse it:

Supervision Level: I will follow all orders and instructions of my Probation/Parole Officer including actively participating in and successfully completing any level of supervision and/or treatment program, which may include Community Corrections, ISP, Electronic Monitoring or other supervision/treatment program, as deemed appropriate by the Probation/Parole Officer.

The problem with these terms is that they are extremely difficult to comply with under the best of circumstances. They are impossible to meet with an abusive probation or parole officer.

Little Recourse in Court

When there is an abusive probation or parole officer, there is little for a defendant to do. The courts will almost always side with the probation or parole officer. After all, how can the court trust a convict. The presumptions against the former inmate are extremely difficult to overcome.

In addition, imagine trying to gather evidence on behalf of the probationer or parolee for a violation of any of the above. It really is the probation/parole officer’s word against the former inmate/convict. More than that the probation/parole officer establishes the rules, i.e. “as deemed appropriate by the Probation/Parole Officer”. How do you think this might turn out? When we are talking about locking people up, there are countless collateral consequences to the inmate, the family and if that is not enough for taxpayers. Is it too much to ask that there be very well-defined rules?

Rules Matter

Discretionary rules are not rules. They are opportunities for abuse. They are opportunities to feed the monster that is the criminal justice system. They are opportunities for profits. They might even be as trivial as the desire of a probation/parole officer to lessen a workload. They might also be an opportunity to express racism, other bias or just an authoritarian personality.

There should be no room for judgement on the part of probation/parole officers. There should be rules, they should be well defined and they should be followed by all including the supervising officers.

Abogados de lesiones personales en Albuquerque-> El uso de Drogas es a menudo un Factor en los Accidentes de Camiones

El uso de fármacos, tanto de receta como de venta libre, son un factor en un alto porcentaje de accidentes de camiones. La Junta de Investigación del Transporte, una división del Consejo Nacional de Investigación (que es administrada conjuntamente por la Academia Nacional de Ciencias, la Academia Nacional de Ingeniería y el Instituto de Medicina) realizó un análisis a profundidad de la industria del transporte por carretera, incluidos los temas de seguridad en la industria camionera. Entre esos temas de seguridad estaban considerados el papel del uso de drogas en los accidentes de camiones.

Según el Informe de la Junta de Investigación del Transporte (TRB) del 2010, “Trucking 101”, el uso de medicamentos recetados es un factor en más del 26% de todos los accidentes de camiones y los medicamentos de venta libre están involucrados en otro 17 +%.

Regulaciones de la Industria de Camiones con Respecto al Uso de Drogas

“El alcohol y las drogas están estrictamente prohibidas, pero se requieren pruebas inmediatas solo después de un accidente fatal.”

La ley federal exige que las compañías de camiones evalúen regularmente el uso de alcohol y drogas en sus conductores. Esto significa pruebas previas al empleo, así como pruebas aleatorias. También requiere pruebas luego de cualquier accidente que involucre muerte. Desafortunadamente, no se requieren tales pruebas después en accidentes que no involucren muerte, sin importar la gravedad de las lesiones.

No hace falta decir que el uso de alcohol y drogas ilegales en el trabajo está estrictamente prohibido. El uso de alcohol y drogas ilegales en el trabajo casi con certeza daría como resultado la revocación de la licencia de conducción comercial (CDL, por sus siglas en inglés) del conductor. Afortunadamente, según la “TRB”, las drogas ilegales y el alcohol contribuyen a solo el 2.3% y .8% de los accidentes de camiones respectivamente.

Mucho más prominente como se puede ver en los números es el uso de medicamentos recetados y de venta libre entre los conductores de camiones. Los conductores de camiones pueden usar muchas sustancias controladas por la naturaleza del trabajo que realizan y el estrés que causa al cuerpo. Por ejemplo, muchos conductores tienen problemas de dolor de espalda y rodilla, lo que puede sugerir el uso de analgésicos recetados y relajantes musculares. Del mismo modo, los medicamentos para ayudarlos a dormir y los medicamentos para ayudarlos a mantenerse despiertos no son infrecuentes.

Cualquiera de estos o una combinación de los mismos puede contribuir a accidentes.

Investigación del uso de drogas en un accidente de camiones

“Debido a las deficiencias en las pruebas luego de un accidente, la evidencia del uso de drogas puede ser un poco difícil de obtener. Se puede esperar obstrucción.”

Como se señaló, la ley federal requiere pruebas inmediatas de drogas y alcohol solo después de accidentes fatales. No se requieren tales pruebas para la gran mayoría de los choques que no involucran muertes. Esta es una gran deficiencia en la ley.

Como resultado, obtener evidencia del uso de drogas puede ser algo más desafiante de lo que debería ser. El descubrimiento del uso de drogas en accidentes no fatales se puede descubrir durante una investigación si hay testigos del uso de drogas o comportamiento que sugiera el uso de drogas. En ausencia de testigos, la investigación del uso de drogas se realizará en gran medida a través del proceso de litigio.

El proceso de descubrimiento durante el litigio puede ser la mejor apuesta para obtener cualquier evidencia de uso de drogas, lo que habría contribuido al accidente. Esto incluiría una solicitud de todos los registros y documentación sobre pruebas de drogas por parte del empleador, registros de medicamentos recetados del conductor del camión, incidentes pasados ​​de uso de drogas, historial de accidentes pasados, etc.

Como uno podría imaginar, probablemente habrá resistencia frente a cada una de esas solicitudes. Se puede esperar que obtener esta evidencia será un poco difícil y puede requerir audiencias judiciales sobre las mociones para obligar a obtener la evidencia.

Es Importante tener un Abogado con Experiencia a su Lado

“Las compañías de camiones generalmente son todo menos cooperativas. Es aconsejable buscar la orientación de un abogado.”

Las compañías de camiones son notoriamente difíciles de tratar después de un accidente. Es mejor que uno suponga que la compañía de camiones hará todo lo posible para obstruir una investigación, ocultar pruebas y, en general, comportarse mal durante el proceso de reclamos por lesiones personales. Además, uno debe esperar y prepararse para la necesidad de presentar una demanda debido a la imposibilidad de un acuerdo previo al litigio.

En este tipo de casos de lesiones personales, quizás más que en la mayoría, es muy recomendable buscar la orientación de un abogado con experiencia en accidentes de camiones. Los abogados de Albuquerque en Collins & Collins, P.C. tienen experiencia significativa en casos de accidentes de camiones. Nos pueden contactar al (505) 242-5958.

Original English Version:

(505) 242-5958